La mediocridad política se dispara

La campaña electoral catalana está defraudando mucho a propios y extraños, evienciando que la mediocridad política se dispara y ya es el pan nuestro de cada día. Aquí van tres ejemplos de lo que no hay que hacer y que causan vergüenza ajena. Son pasadas de frenada, provocaciones, para que se hable de ellos --la gran obsesión de los partidos minoritarios-- o todo a la vez. Pasen y vean:







[Vía Cuarto Poder]

Comentarios

  1. En comparación con lo de Alicia Croft los otros dos hasta me han gustado.

    ResponderEliminar
  2. El 28 iré a votar con la nariz tapada y el sobre preparado.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Los comentarios necesitan ser aprobados para ser publicados. No se aceptarán vejaciones o insultos.