. Siete lecturas sobre el 9-M La Huella Digital

Siete lecturas sobre el 9-M

El PSOE sube de 164 a 169 diputados, y el PP, de 148 a 153

Zapatero vuelve a ganar, el PP crece, PSOE y CiU podrían formar coalición de Gobierno, IU y ERC se desploman, Llamazares se va, UPyD logra entrar en el Congreso y la participación supera el 75%. Estos son los siete flashes informativos más destacados de las elecciones 2008 celebradas ayer. La victoria del PSOE sosprendió a pocos después de haberse impuesto con claridad en todos los sondeos electorales, en los debates televisados y en las encuestas a pie de urna. Un triunfo consecutivo de Zapatero que pone aún más contra las cuerdas a un Mariano Rajoy al que le toca poner orden y concierto en su partido. A pesar del crecimiento de 5 escaños (igual que el PSOE) el aparato popular quedó desencajado con la derrota de ayer, algo que no disimulaban desde la azotea de su sede en la calle Génova. Caras largas que anticipan una necesaria revisión de actitudes y políticas internas de un equipo que ya acumula casi una decena de derrotas en elecciones generales, autonómicas y locales en los últimos cuatro años. Toca autocrítica pura y dura y que rueden cabezas.

CiU alarga la mano para volver a pisar la Moncloa --como ya hizo en tiempos de González y Aznar-- con un posible pacto con el PSOE que daría lugar a un gobierno más estable y alejado de las estridencias de ERC. La suma de ambos partidos supera en tres escaños la mayoría absoluta [que es de 176]. A pesar de que los convergentes mostrarán exigencias de cara al público, les invade y domina el deseo de volver al Poder con mayúsculas. Por su parte, los independentistas catalanes se han desplomado al pasar de 8 a 3 escaños. Lejos queda el 2004, cuando captaron el voto de castigo de miles de catalanes hacia la corrupción que embadurnaba a CiU. Otro batacazo ha sido el de Izquierda Unida, que ha visto cómo el voto útil a los socialistas les ha hecho perder tres valiosos escaños. Un tortazo electoral que su líder, Gaspar Llamazares, asume diciendo que él no sigue, que se va. La otra cara de la moneda era ayer la de Rosa Díez, líder del semidesconocido partido UpyD, que en tiempo récord ha conseguido un escaño en el Congreso que traerá de cabeza a sus ex compañeros socialistas.

Siete lecturas sobre unas elecciones 2008 muy intensas que anoche nos atraparon a unos cuantos millones de españoles frente a las pantallas. Tras agotadores meses de precampaña, Zapatero prometió ayer que «se abre una nueva etapa sin crispación» y que apostará por «buscar acuerdos en temas de Estado». Buena falta hace.