AÑO VI

Imagen relacionada



GRACIAS BLOGGER POR ESTOS SEIS AÑOS


La Huella Digital se ha mudado a la plataforma de

WordPress con esta nueva dirección



-------------------------------------------------------------------------------------------------------







jueves, 22 de junio de 2006

Hiperinformación

Vivimos tiempos de hiperinformación, de exceso de noticias, de flashes informativos tan acelerados como superficiales. Tiempos en los que prima la urgencia sobre la forma y contenidos. Las noticias nos rodean por todas las esquinas y pululan en diferentes tonos y formatos en prensa tradicional, gratuitos, radio, televisión, medios digitales, confidenciales, blogs... Disponemos de tecnología a raudales, más canales de televisión, más interactividad, más textos, hipertextos, imágenes... El barullo mediático es como un gran hipermercado en el que cada uno mete en su carrito intelectual el producto informativo que le place, gratis o de pago. Hay cierta obsesión por informarse e informar, por comunicar, por saber qué se cuece. Muchas veces las informaciones nos invaden sin presentarse. Entran en nuestra rutina con celeridad de forma machacona y agresiva. Tan de repente que ni dejan rastro. Tan fulgurantes que no sabemos siquiera dónde las vimos o leímos...

A veces agota tanto dato, tanto suceso, tanta réplica y contrarréplica. Es cuando viene el momento del zapping, cuando surge el hartazgo hacia la última hora, cuando se recurre al sosiego de no saber nada. La paz del desinformado. Ese que desconecta del mundo exterior, se autoimpone unas dosis de no-información. Sé de algunos que de vez en cuando cambian de chip y hacen esa terapia de desconexión. La necesitan y les resulta saludable. Me cuentan que en su regreso a los mass media disfrutan mucho más desayunando su mejor periódico, clickeando sus páginas digitales o escuchando y viendo sus programas favoritos. En vacaciones lo probaré. Y prometo [no juro] no escribir nada por aquí.

LHD :: Dieta informativa

2 comentarios :

Javi dijo...

Personalmente no estoy en contra del exceso de información, supongo que será una expresión y una consecuencia del mundo poliédrico en que vivimos. Creo que es labor de los profesionales de la información -periodistas, documentalistas, bibliotecarios...- procesar toda esa masa informativa, separar el grano de la paja, y realizar una labor de difusión informativa eficaz.

Rocio dijo...

Yo creo que hay que conectarse con la realidad, y no quedarse horas en frente de una maquina que la mayor parte de lo que nos dice son estupideces y mentiras. No estoy en contra de los documentales que nos muestras la historia, geografia y naturaleza de nuestro planeta, porque se que estan producidos por gente capacitada (periodistas, documentalista, etc.). Tenemos que aprender a elegir lo correcto y, como escribio Athur Conan Doyle en su libro "Estudio en escarlata", El cerebro del hombre es como un pequeño desván vacio al que es preciso llenar con muebles que uno elige. El tonto mete adentro toda la madera que encuentra a mano, de manera que el conocimiento que podría serle útil se queda afuera o, en el mejor de los casos, se amontona junto con muchas otras cosas de modo que tiene dificultades para emplearlo. En cambio el artesano hábil es muy cuidadoso respecto de lo que mete en el desván de su cerero. Sólo guardará las herramientas que pueden ayudarlo a hacer su trabajo, pero tendra una gran variedad de ellas y dispuestas en el orden más perfecto.
Rocio. Rochy_capuchito@hotmail.com... 13 años