AÑO VI

Imagen relacionada



GRACIAS BLOGGER POR ESTOS SEIS AÑOS


La Huella Digital se ha mudado a la plataforma de

WordPress con esta nueva dirección



-------------------------------------------------------------------------------------------------------







lunes, 29 de mayo de 2006

Como buitres

El DRAE lo deja bien claro: un buitre, aparte del ave rapaz que se alimenta de carne muerta, es una «persona que se ceba en la desgracia de otro». Aunque no viven en bandadas como los animales, van en bandada allí donde hay morbo. Un buen ejemplo lo estamos viendo en Villa Jurado, una casa rodeada por un circo mediático que causa repugnancia. Mientras unos medios de comunicación se ciñen a informar sólo cuando hay novedades [como debe ser], hay otros que andan a la rapiña en busca de carne muerta. Como buitres. Duele decirlo pero es así. La agonía vital de la cantante Rocío Jurado está siendo televisada en directo y ciertos programas de telemierda están haciendo caja a costa de una tragedia humana. Van de periodistas y lo único que hacen es manchar esta profesión. El desmadre es de tal magnitud que hasta la policía ha tenido que intervenir para que el médico de la familia pudiese abandonar la casa. Acosan a todo el que entra o sale, organizan tertuliones con famosetes de tres al cuarto, presumen de que su periodismo es de investigación, babean diciendo que lo hacen por la salud de Rocío Jurado, y gritan, gritan y gritan. Duele ver todo esto y duele saber que su gran justificación es la fiel audiencia del morbo.

LHD :: La ministra juega a periodista

3 comentarios :

ártabro dijo...

Es un claro ejemplo de como las empresas tiranizan a los periodistas que trabajan en ellas. Ni ética, ni código, ni farrapos de gaita. Una pena tener que comer todos los días.

Stygyan dijo...

Sólo decir que he desprogramado del todo mi televisión. Ahora en el 1 tengo el Paramount Comedy. Y en el 2 tengo el canal 18. ¿Para qué más, teniendo TV Emule?

Anónimo dijo...

Lo peor vendrá después de muerta esta mujer.
Los buitres principales que son los de la familia Jurado, ¡a contar todas las miserias por el dinero que sea!