AÑO VI

Imagen relacionada



GRACIAS BLOGGER POR ESTOS SEIS AÑOS


La Huella Digital se ha mudado a la plataforma de

WordPress con esta nueva dirección



-------------------------------------------------------------------------------------------------------







martes, 28 de febrero de 2006

Maleducados

Al anunciar ayer su dimisión como presidente del Real Madrid, Florentino Pérez reconoció su culpa por haber «maleducado» a los jugadores. Una autocrítica cargada de razón. A golpe de talonario muchos endeudados clubes de fútbol, y no sólo el Real Madrid, han creado una raza galáctica de jugadores hipermillonarios caracterizados por su chulería, su prepotencia y su egocentrismo. Muchos de ellos sacados de la miseria, ahora se comportan como los nuevos ricos que son y se olvidan pronto de ese principio llamado disciplina. Así es el deporte rey, que cada temporada mueve más dinero que muchos ministerios. Tremendamente pasional y costoso. Tanto que toca el absurdo. Lo sorprendente de nuestro fútbol es ver en bares y estadios a miles y miles de seguidores [que apenas ganan mil euros al mes] adulando y beatificando a jugadores que cobran cada año ¡mil millones! de las antiguas pesetas por dar patadas a un balón...

2 comentarios :

Louis dijo...

Muy recurrente lo de "dar patadas a un balón", aunque hubiera el tópico aún podría ser más completo y más trillado si le añadimos que son 22 y visten calzoncillos.

Los seguidores del fútbol, por lo que veo, seguimos bajo sospecha. Puestos a ser originales, podríamos recordar lo que ganan Brad Pitt o Harrison Ford por hacer una basura de película, mucho más que Ronaldo o Ronaldinho en un año. Pero es el fútbol, siempre el fútbol.

Anónimo dijo...

El dinero todo lo estropea. Ahí tenemos el dopaje en el deporte, con la vergüenza de lo que pasó hace unos años en el Tour de Francia. También está la comercialización del arte en Arco. La compra venta de droga que mata no se termina porque siempre habrá jueces y policías dispuestos a recibir una importante paga extra. Ya lo decía Quevedo, poderoso caballero... Cada vez más, en el mundo desarrollado, como en el pobre en vías de desarrollo, todo se compra... con el dinero. Futbolistas, nuevos ricos que hace poco vívían en la pobreza. Ahí está Maradona, que nació en una chabola y ahora se recupera con un programa de televisión después de andar haciendo el ridículo por medio mundo. El dinero todo lo pudre, como a los jugadores de fútbol, trabajadores multimillonarios que ganan más dinero, con más facilidad que muchos empresarios. De eso tienen la culpa señores como Florentino Pérez, que no se marche llorando...