AÑO VI

Imagen relacionada



GRACIAS BLOGGER POR ESTOS SEIS AÑOS


La Huella Digital se ha mudado a la plataforma de

WordPress con esta nueva dirección



-------------------------------------------------------------------------------------------------------







viernes, 20 de enero de 2006

Insomnio

Pasan los minutos y no se cierra la persiana de la mente, que no cesa de pensar y repensar. Los ojos cerrados siguen viendo imágenes aceleradas en plena oscuridad. Vueltas y más vueltas sobre tí mismo hacia ninguna parte. El cerebro pesa y quiere descansar, pero no hay forma. Hoy es de esas madrugadas en las que el reloj marca segundos eternos, minutos vacíos, horas a deshora. La vigilia que vigila, la penumbra que derrumba. Así golpea el insomnio. Un compañero estúpido y canalla que de vez en cuando ensordece los silencios de la noche. La razón, ninguna. El estado, de desánimo. Y la intención, recogerse de nuevo en busca del sueño incumplido. Volveré a cerrar los ojos y a cruzar los dedos...

2 comentarios :

Anónimo dijo...

¿Y los pensamientos tan extraños que crea la mente a esas horas de la madrugada? A veces banales, a veces terribles. De repente, todo parece sin sentido, o bien una nimiedad se convierte en una necesidad perentoria a la que uno se encuentra ansioso por responder. Luego, cuando llega la mañana, las cosas que parecían urgentes o terribles durante la noche, se difuminan sin más

Nacho de la Fuente dijo...

Muchas veces me pregunto dónde están y quién maneja los archivos de imágenes y sonidos para fabricar sueños. El cerebro es realmente ingenioso y a veces muy canalla. Tanto que nos lo creemos todo hasta que nos despertamos.