AÑO VI

Imagen relacionada



GRACIAS BLOGGER POR ESTOS SEIS AÑOS


La Huella Digital se ha mudado a la plataforma de

WordPress con esta nueva dirección



-------------------------------------------------------------------------------------------------------







domingo, 24 de julio de 2005

Maldito dolor

¿Quién inventó el dolor y para qué? ¿Cómo se mide el dolor? ¿Por qué tu lo tienes y yo no? ¿Por qué lo apellidan crónico cuando es agónico? Dicen que es una sensación aflictiva de una parte del cuerpo. Aflictiva si es circunstancial, pero desgarradora si actúa en 23 de las 24 horas de un día. Dolor físico que se transforma en dolor anímico y mental. Una pesadilla en tu cuerpo averiado que sólo busca unos minutos de paz. Hormigueo lacerante que torna el sistema nervioso en una red de alta tensión. En vez de electricidad viaja la tortura del dolor. Un tormentoso compañero que nunca descansa. ¿Cuántos callan su sufrimiento para que no lo veamos? ¿Cuánta felicidad están quemando en cada segundo de suplicio? Látigo de ilusiones, puñalada trapera, patada emocional, escupitajo sensorial, quemazón muscular, insomnio asegurado... Así es el calvario del dolor. Anestesia la sonrisa y reactiva la desesperación. Engulle las carcajadas para vomitar angustia. Maldito dolor pendenciero. Maldita aflicción. Vete a doler a otra parte. Y bien lejos.

A todos los que tragan su dolor para regalarnos una sonrisa...

8 Enlaces de interés :: meduelelaespalda.tk, El Médico Interactivo, Spine on Line, Web de la espalda, Sociedad Española del Dolor, Web del dolor de Oxford, Más enlaces

10 comentarios :

Anónimo dijo...

tu descripción, el llevar a las palabras esta sensaciòn se te agradece de todo corazon, por alguien que a pesar de no sufrir un dolor cronico si lo ha tenido... lo unico que te comentaria es la capacidad que tenemos de olvidarlo cuando no es cronico, fui operada de una rodilla me realice la operaciòn de una semana para otra porque no resistia el dolor y no estaba en mi imaginación el seguir padeciendolo, pero luego de un par de horas de operada este fue mayor ni la morfina me hizo efecto y senti todo lo que describiste angustia y el ahogo de la felicidad de una sonriza... muchas horas de insomnio que en este rato no alcanza mi imaginaciòn para rememorar aquellos momentos solo se que ahora me cuido, cuido mas mi cuerpo para no volver a sentirlo.
Claudia Pineda de Chile.
cppda@vtr.net

Anónimo dijo...

Con pocas palabras describes muy bien el infierno del dolor. Lo vivo a diario y me he sentido muy identificada con tu magnífico artículo. Seguiré tu Huella Digital

Anónimo dijo...

Directo, conciso y acertado. No duele leerlo, todo lo contrario. Se lo enseñé a mi madre que sufre tendinitis crónica y dice que da en el clavo.

Anónimo dijo...

Fantástico e impactante post. Bien escrito y bien pensado.

Anónimo dijo...

El post es mujy bueno, tiene una gran garra. El tema es del común de los mortales, a todos llega e, incluso, no está exento de lirismo.

Enhorabuena y gracias por tu naturalidad.

Anónimo dijo...

Gracias por tener tanta sensibilidad hacia este tema. Si bien todos sabemos que es el dolor y cuanto se sufre siempre podemos hablar de niveles y de cronicidades. "No es lo mismo un dolor un día que un dolor cada día"
Gracias por estar ahí , por acordarte de los que sufrimos. Gracias por sus sonrisas. Por tus silencios. Por ser tan humano. Me das fortaleza y alegría cada día.

Anónimo dijo...

:) Vaya post. Me ha liberado mi cabreo interno. Sueltas lo que tantos pensamos y sufrimos Y parece que el dolor lo tienes muy cerca.

Ines dijo...

No importa si es repetitivo,
eso es dolor...
Libera mi alma del suplicio
de saberla encadenada a esto que llamamos cuerpo, con la añoranza de que un día termine el de adentro y el de afuera.

Anónimo dijo...

El dolor crónico incapacita al paciente que lo padece, esta situación le causa problemas en su vida familiar y laboral lo que le ocasiona en caer en depresión. El paciente debe buscar alternativas para tratar sus dolores crónicos y de esta manera recuperar su calidad de vida. Se debe acudir a un doctor para que le brinde un tratamiento para calmar sus dolores.

Anónimo dijo...

El dolor es una experiencia terrible para quien padece alguna enfermedad como lumbalgia crónica, fibromialgia, cáncer, etc. las cuales pueden ocasionar dolores crónicos que afectan mucho la calidad de vida del paciente. Ahora hay muchas alternativas para controlar el dolor como la acupuntura, el yoga y el empleo de medicamentos analgésicos narcóticos que son muy efectivos.