. Portazo al diálogo La Huella Digital

Portazo al diálogo

El Congreso de los Diputados volverá a ser hoy escenario de la profunda división entre el PP y el resto de partidos sobre la actual política antiterrorista. Los populares votarán en contra de la moción socialista que recoge la posibilidad de dialogar con ETA si abandona definitivamente las armas. El portazo de la derecha a intentar por enésima vez [al igual que lo hicieron ellos] un diálogo en busca de la paz evidencia que la política es campo de cultivo de las contradicciones. «El político piensa en la próxima elección; el estadista, en la próxima generación», como dijo el canciller alemán Otto von Bismarck. Y es importante reseñar que el terrorismo no es un problema político, sino de Estado. No debemos olvidar que todos los gobiernos españoles desde la transición democrática se han sentado en una mesa con ETA para negociar la paz. Todos. Sin excepciones. Y ningún partido se opuso a esos encuentros.

La tarea de dialogar con terroristas es sumamente compleja. Y muy arriesgada para el que la propone. Pero seguro que compensa intentarlo de nuevo. Es cierto que la razón de Estado no se ha de oponer al estado de la razón. Pero, señores políticos, ejerzan de estadistas y dejen de perder el tiempo en las formas. Trabajen a fondo en el fondo, limen asperezas, aparquen su enfermizo partidismo y engullan su orgullo. Únanse sin aspavientos, sin rencores. Busquen esa paz que tanto nos merecemos y con la que todos estamos de acuerdo. Al menos, inténtenlo.

«Más vale una palabra a tiempo que cien a destiempo» [Miguel de Cervantes]