AÑO VI

Imagen relacionada



GRACIAS BLOGGER POR ESTOS SEIS AÑOS


La Huella Digital se ha mudado a la plataforma de

WordPress con esta nueva dirección



-------------------------------------------------------------------------------------------------------







sábado, 22 de enero de 2005

Matar al mensajero

Cuando un medio de comunicación saca una noticia bomba sobre irregularidades, extorsiones o casos de corrupción que sacuden a personajes o instituciones públicas, suelen ocurrir tres cosas:
1 :: Dosificar la noticia: El medio que difunde la exclusiva la trocea en varios capítulos para que el escándalo sea el boca a boca durante días.
2 :: Ignorar la noticia: Los medios rivales ignoran lo publicado. Paralelamente, los implicados en la molesta información empiezan a hablar de una «conspiración mediática» contra fulanito y menganito... Nadie contrasta si los datos publicados son ciertos. No interesa. Sólo importa matar al mensajero y meter confusión.
3 :: Dar la noticia. Los medios ajenos al culebrón informan libremente de los hechos sin entrar en ninguna guerra político-mediática. Afortunadamente, son mayoría en España

Estas reacciones surgieron con escándalos como el Caso Gal, Juan Guerra, Ibercop, Filesa, Roldán, Naseiro, Gescartera... las sufrimos con el agitado 11/14-M o el inhumano Yak-42... y las estamos viviendo ahora con banqueros bajo sospecha, constructoras que quieren presidir un banco o peluqueros que juegan a terratenientes sin cortarse un pelo. En el pasado los linchamientos los vivieron medios como el desaparecido Diario 16, El Mundo o la Cope por sacar a la luz noticias incómodas. Ahora toca disparar, entre otros, contra el imperio Polanco, especialmente la Cadena Ser, y algunos medios digitales. Cest la Vie.

1 comentarios :

Anónimo dijo...

Qué casualidad! Estoy leyendo tu acertado artículo y al mismo tiempo escucho en la radio que la policía ha cortado durante una hora la Gran Vía para proteger a los periodistas de la Cadena Ser. Gritaban contra Zapatero y la SER y vitoreaban a Acebes.