AÑO VI

jueves, 6 de octubre de 2011

En homenaje a Steve Jobs  1955-2011
«Seguid hambrientos, seguid alocados»...


1.52 horas. Me acabo de enterar vía Twitter, cómo no: Steve Jobs ha muerto. El maldito cáncer le ha ganado definitivamente la batalla al fundador de Apple, que nos deja a los 56 años. En homenaje a Steve Jobs --un luchador y emprendedor nato-- recupero a golpe de iPad este post publicado en La Huella Digital el 23 de abril del 2007. Me consta que hay gente que de vez en cuando vuelve a ver este vídeo para reflexionar sobre sus mensajes con tanta carga de profundidad. Compensa de verdad verlo:

«Estoy convencido de que la única cosa que me mantuvo en marcha fue mi amor por lo que hacía». [...] «Vuestro tiempo es limitado, así que no lo gastéis viviendo la vida de otro. No os dejéis atrapar por el dogma que es vivir según los resultados del pensamiento de otros. No dejéis que el ruido de las opiniones de los demás ahogue vuestra propia voz interior». [...] «Tened el coraje de seguir a vuestro corazón y vuestra intuición. De algún modo ellos ya saben lo que tú realmente quieres ser. Todo lo demás es secundario». [...] «Seguid hambrientos, seguid alocados»...

Steve Jobs, CEO de Apple, en un discurso a estudiantes en la Universidad de Stanford (EE.UU.):



En su alocución Jobs dice: «Nadie quiere morir. Ni siquiera la gente que quiere ir al Cielo quiere morir para llegar allí. Y sin embargo la muerte es el destino que todos compartimos. Nadie ha escapado de ella. Y así tiene que ser, porque la muerte es posiblemente el mejor invento de la vida. Es el agente de cambio de la vida. Retira lo viejo para hacer sitio a lo nuevo»...
Descansa en paz  Steve Jobs.

El País :: Discurso íntegro de Steve Jobs en la ceremonia de graduación de la Universidad de Stanford el 12 de junio del 2005

3 comentarios :

chistes dijo...

DEP Steve, siempre serás recordado.

Iam Salty dijo...

Gracias Steve por enseñarnos que con la perseverancia, la voluntad, el talento y el coraje mostrado ante la adversidad, se puede labrar un futuro cuyo límite transcenderá tu ausencia. Alabado seas.

Anónimo dijo...

DEP