AÑO VI

martes, 22 de febrero de 2011

Gadafi está acabado, asustado, acojonado

La cutrez escénica de este vídeo lo dice todo. Gadafi está acabado, asustado, acojonado, como buen cobarde dictador que es. Quizá el paraguas es para protegerse de tanta crítica del cínico Occidente, que hasta hace dos días le besaba los pies a este dictador, envuelto de harenes y jaimas. En el poder desde 1969, que se dice pronto, Gadafi ve cómo Libia se suma a la ola de libertad que grita el mundo árabe. Las razones para gritar: la pobreza y el hartazgo colectivo. Las herramientas para gritar: Internet y Al Jazeera. Los sueños para gritar: vivir en paz y sonreír por fin. Suficientes proyectiles para que a este energúmeno incluso le llueva dentro de una camioneta:



El Diccionario de la Real Academia Española no engaña:
energúmeno, na.
(Del lat. energumĕnus, y este del gr. ἐνεργούμενος, poseído).
1. Persona poseída del demonio.
2. Persona furiosa, alborotada.

1 comentarios :

Heimdall dijo...

Es un miserable y un sinvergüenza. :-/