AÑO VI

ESTE BLOG NO SE ACTUALIZA · Estamos en lahuelladigital.es

martes, 5 de octubre de 2010

¿Periodismo?, no, «morbismo»

Veo que ciertos medios de comunicación serios vuelven a hacerle hoy la ola a ese producto de Telecinco llamado Belén Esteban --esta vez por su presunta ruptura matrimonial--, un personaje que sin duda volverá a sacar tajada millonaria con una exclusiva lacrimógena y, posiblemente, con una reconciliación a precio de oro en ese papel couché de postín que todos sabemos. Ya sé que puede ser la noticia más vista hoy en los digitales. Ya. También el porno es de lo más buscado a diario en la Red. Vamos, que todo está inventado. Conviene subrayar que eso no es periodismo, es «morbismo», una palabra que aunque no exista todos entendemos. Es decir, pan rico para hoy (muchas visitas y mucha audiencia) y hambre de credibilidad para mañana (lectores y televidentes fieles que dejan de serlo).

PD para algunas redacciones: Es ¡la cuarta vez! en dos años que esta pareja anuncia su ruptura matrimonial definitiva. Al menos Google no engaña.

4 comentarios :

Agua dijo...

Estoy 100% contigo, eso no es periodismo, nisiquiera deberían llamarlo "prensa".

Lo peor es que ahora tendremos Belen hasta en la sopa, aunque no quieras verlo te lo pondrán en la cara...buen momento para centrarme en mis estudios jejeje

Un saludo

Titajú dijo...

Ni lo menciones. Cada vez que se habla de ella, ella gana, ella y todo el séquito que la rodea.
ya sabes que no hay mayor desprecio que no dar aprecio, ¿no? Pues eso.

El último de Filipinas dijo...

Lo mejor es la indiferencia. No hay que hablar de esa ralea ni para criticarla.
Hay miles de temas aparte.

Nacho de la Fuente dijo...

Algunos habláis de indiferencia. Cierto que es un buen remedio. Pero yo no estoy hablando del personaje en sí, sino de medios serios que se están contaminando con este tipo de información rosa prefabricada. Eso sí me preocupa y como indico en el primer post de este blog, escribiré sobre ello las veces que haga falta.

http://lahuelladigital.blogspot.com/2005/01/no-s-donde-me-meto.html

Si a todo lo que no me gusta le hiciese el vacío en el blog, posiblemente acabaría cerrándolo. ¿No?