AÑO VI

ESTE BLOG NO SE ACTUALIZA · Estamos en lahuelladigital.es

lunes, 4 de octubre de 2010

Intelectuales internófobos

Los peores internófobos son esos pocos intelectuales que escriben e insultan desde el desconocimiento más absoluto, triturando en la misma batidora a los exhibicionistas del ciberespacio (y del mundo real) con los hiperusuarios de la Red que trabajamos, enlazamos y escribimos a gusto, libremente y sin molestar desde blogs y/o redes sociales. Ya cansa tanta columna aleccionadora, y alarmista a la vez, sobre todo lo que huela a Internet.

A continuación, el último artículo-rebote: Red de pardillos, por Javier Marías:

[...] «Lo más preocupante de este afán generalizado por estirar el cuello y estar presente, por gozar de cualquier grado de fama (así sea limitada y efímera), por exhibirse e informar al resto de los propios pasos, actividades, opiniones y gustos, es que quienes lo padecen, abren perfiles en Facebook o alimentan Twitter con sus notitas por fuerza triviales, parecen haber perdido enteramente cierto instinto de conservación que a lo largo de siglos ha hecho saber a la gente que no convenía dar demasiada información acerca de sí misma y que hacerlo entrañaba peligro, porque cuanto uno revela puede acabar utilizándose en su contra; puede deformarse y tergiversarse, ser objeto de burlas y chanzas (y no de admiración, como se pretende), ser aprovechado por sus superiores, sus empleadores, la policía, la a veces abusiva Hacienda, el Estado. Hace poco se descubrió que en Alemania había empresas que fisgaban en Facebook y en otras redes sociales para decidir la contratación o el despido de alguien. Los propios interesados, que deberían mantener en privado u ocultas algunas características de su personalidad, sus creencias, sus simpatías políticas, sus opiniones, aficiones o “vicios”, estaban aireándolas, tal vez con la idea ingenua de que sólo sus amistades tendrían acceso a su perfil internético, cuando ya nadie ignora que en la Red no hay discreción ni secretismo posibles, y que ni siguiera la CIA o el Pentágono se resisten a las intrusiones de un hábil hacker».

[+] El País

PD 1: Le recomiendo a Javier Marías que, por ejemplo, siga al «pardillo» Arturo Pérez-Reverte en Twitter (@perezreverte) y lea «sus notitas por fuerza triviales»... Aprenderá mucho mucho.

PD 2: Toda esta repataleta me recuerda a aquel rebote de Maruja Torres con todos los bloggers en el 2007, la misma persona que al final cayó de la burra y afortunadamente abrió un blog tres años después.

3 comentarios :

dondedijedigo dijo...

Lo mejor es que este señor, que habla de "hackers", de blogs y de twitter, asegura en muchos artículos recientes que nunca utiliza internet para nada y que practicamente no sabe utilizar un ordenador. Al margen de que eso evidentemente es mentira, ¿de qué habla entonces si no tiene ni idea de lo que está diciendo?

Gloria dijo...

Y de los internautas "intelectualfóbicos" ¿no se escribe nada?

Heimdall dijo...

Yo creo que, como decía Aristóteles, la virtud está en el término medio... De todos modos, es un poco absurdo que alguien que no usa las nuevas tecnologías las critique.