AÑO VI

lunes, 19 de julio de 2010

Disculpas de patio de colegio

Eloy Alonso | Reuters

Leemos que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, no asistirá el próximo 5 de septiembre a la fiesta minera que celebra anualmente el sindicato UGT en Rodiezmo (León). La elaborada explicación que dan desde La Moncloa es que esa ausencia es por «motivos de agenda»... Vaya, un porrón de años seguidos acudiendo a una cita a pie de pista con los mineros --de la que Zapatero siempre se declaraba muy orgulloso-- y justo este año, unas semanas antes de la huelga general del 29 de septiembre, van y nos cuentan que el titular del Ejecutivo tiene ¡problemas de agenda! Partiendo de la base de que cada político es libre de acudir a los actos político-festivos que inundan nuestros fines de semana --para alborozo de muchas redacciones-- y de que cada presidente reprograma su agenda lúdico-mediática como quiera, cae de cajón que se nos vuelve a tomar por imbéciles con eso de los «motivos de agenda». Una floja explicación que horas después se matizó desde el PSOE diciendo que era «por respeto a la posición y el discurso de UGT»... (al parecer los del sindicato no quieren verlo en Rodiezmo ni en pintura).

Con la que está cayendo es comprensible que el presidente quiera huir de la tronada de abucheos y protestas que, a buen seguro, le iban caer en su querido Rodiezmo. Es lógico que no quiera protagonizar sonadas portadas e incómodas fotografías al día siguiente, que en nada le iban a beneficiar. Pero lo que ya no es tragable es que el complejo y costoso superaparato de comunicación de Presidencia del Gobierno haya tropezado de nuevo con unas disculpas de patio de colegio que nadie, absolutamente nadie, se cree. El tema traerá más sopor veraniego porque los principales líderes políticos son campeones del mundo en el asalto y el derribo constante, especialistas en crear problemas donde no los hay. Ya lo verán. El PSOE, a verlas venir; el PP al degüello (es lo suyo); y el pueblo llano a comerlo y beberlo, que de estupideces oficiales sabemos un rato largo.

0 comentarios :