AÑO VI

miércoles, 9 de junio de 2010

El fracaso de la huelga

Escribe Félix Soria:
«No hay excusa que valga: La huelga de los empleados públicos ha sido un fracaso; un fracaso relativo, ciertamente, pero fracaso al cabo. Más fácil: Si el objetivo era demostrar al Gobierno que entre los trabajadores dependientes de la Administración existe capacidad de respuesta y una oposición sólida a las medidas de ajuste, la huelga ha sido un fracaso. Resulta un tanto chocante que se diga o escriba que el fracaso es de los sindicatos convocantes y sólo de ellos: ¿Dónde están los miles de empleados públicos que se quejan del recorte del 5% de sus salarios? La jornada de ayer ha demostrado que, llamados a escenificar el rechazo del que tanto se habla en cafeterías, reuniones de amigos, sobremesas familiares, etcétera, la inmensa mayoría ha optado por callar y, por tanto, aceptar el tijeretazo»...

[+] Im-pulso

LHD :: Una huelga egoísta

2 comentarios :

capitán garfio dijo...

Es lo que tiene, clamamos al cielo y a la hora de la verdad ??? nadie da el paso adelante....es una pena y tenemos lo que merecemos...
un saludo

Javier dijo...

No secundar la huelga no significa, obligatoriamente, que se acepte el tijeretazo. También puede ser que no se pueden permitir otro tijeretazo del sueldo de un día.