AÑO VI

domingo, 16 de mayo de 2010

Mendigos, fútbol, Lama y los límites

Escribe Ramón Lobo:
«El info-entertainment tiene serios inconvenientes; el principal que no es información. Quienes lo practican terminan por no saber dónde está el límite, qué es noticia, qué espectáculo y qué bazofia y entre tanto laberinto y retorcimiento de los nortes, modales y principios, el periodista acaba por perder también el sentido ético de las cosas y sin él esta profesión resulta una impostura. Cada palabra, cada imagen, cada coma debe ser una barricada contra la deshonestidad. La televisión, inventora de este subgénero en EEUU y extendido después a todas las cadenas y países, acumula miles de ejemplos más o menos deplorables. Este de Cuatro es, desde luego, uno de ellos. Un mendigo no es una decoración urbana, como un banco de madera o una farola, con el que se pueda jugar a montar un buen decorado y un info-espectáculo. Un mendigo es una persona que siente y padece y que por razones varias, que siquiera llaman la atención del periodista, ha sido descabalgado de la sociedad y arrojado a una esquina»...

[+] En la boca del lobo

El Mundo.es :: El mendigo de Lama: 'Me siento herido, estoy realmente molesto'
LHD :: Repugnante Manolo Lama

2 comentarios :

Félix Soria dijo...

Lo de numeros periodistas de prensa, radio y TV dedicados a los deportes no tiene nombre; el episodio del mendigo es uno más, muy gordo, pero uno más.
Todos los días dan la nota. Es más, incluso hacen "política territorialista", enfrentando aficiones y autonomías (hay días en los que las ediciones de As y Marca deberían avergonzar a los madrileños).

moncho dijo...

Vi el vídeo por casualidad el otro día en la red, y solo puedo decir una cosa: Manolo Lama es un imbécil.