AÑO VI

martes, 5 de enero de 2010

¿La muerte de Facebook?

Numerosos agoreros predijeron que la radio anularía los periódicos y no pasó nada. Que la televisión cerraría definitivamente los quioscos y las emisoras y no pasó nada. Que Internet fulminaría la prensa escrita y, por ahora, ni tanto ni tan poco. Es más, la prensa tradicional sigue siendo la principal fuente informativa de la que beben los telediarios y los boletines radiofónicos, especialmente los mañaneros. También se dijo que los blogs habían muerto por culpa de las redes sociales y ahí seguimos un batallón de bloggers en todo el mundo dándole a la tecla a diario. Fieles a esa obsesión por tumbarlo todo, ahora algunos agoreros del siglo XXI ya predicen la muerte de las redes sociales. Como lo leen. Algunas voces pesimistas apuntan que el éxito de Facebook y Twitter comienza a resquebrajarse porque sus fieles están dejando de serlo debido a «claros síntomas de hastío», pues la moda ahora es quitarse amigos virtuales (e innecesarios) de encima. Según Huw Griffiths, de la agencia Universal McCann, el principio del fin de Facebook se resume en una frase cuando menos curiosa: «Creo que todo comienza a perder su atractivo el día en que tu abuela te envía una invitación de amistad»...

Es cierto que el tremendo éxito de Facebook --que con sus 350 millones de usuarios ya es el tercer “país” del planeta detrás de China e India-- es su auténtico peligro porque satura a cualquiera. Pero también es cierto que esta apabullante realidad invita a realizar dos reflexiones. 1) Ha llegado la hora de limitar las amistades y dejar de presumir de tropecientos amigos virtuales que no tenemos el gusto/disgusto de conocer. La semana pasada un servidor hizo una limpieza masiva en Facebook que significó la eliminación de más de la mitad de “amigos/as”. Ahora rondo los 130 y todos ellos sé perfectamente quiénes son. 2) Urge que borremos de nuestros perfiles esas fotos y esos datos que no nos gustaría ni compartir con nuestros familiares directos. Ante la moda de apuntarse a todo, se impone la lógica de usar el raciocinio también en las redes sociales. Debemos de ser mucho más discretos --especialmente con las fotos de nuestros hijos o sobrinos o nietos-- ahora que casi todo se puede saber, vigilar, copiar y manipular (los ciberpedófilos saben un rato de eso), porque de lo contrario pronto nos arrepentiremos.

PD: Un dato curioso. Con motivo de las felicitaciones de Nochebuena y Navidad Facebook fue durante dos días la web más visitada del planeta, por delante del hasta ahora intocable imperio Google.

10 comentarios :

Vane dijo...

Os parecerá una tontería, porque tengo el blog llenito de fotos del peque, pero a facebook no he subido ni una, ni de Diego, ni de David....quizás sea cosa mia, pero me parece que es más peligroso....en fin, quizás sea cosa

Xavi Gracia (Fiber) dijo...

Hola... He dejado un comentario en facebook al respecto de esto... Mira Vane, y Nacho... Facebook, por mucho que os pese, o eso parece, es una herramienta increible, que permite mantener contacto con mucha gente que de natural no podrias ver, no podrias compartir tu vida con ellos... No entiendo, Nacho, tus referencias a pedofilia, a usos malintencionados, a esta paranoia creciente que hace, en mi caso particular, que mis amigos no puedan verme con mi primera sobrina en una foto porque "oh, a saber que pasa con la foto de mi hija!!!"... En que sociedad vivimos? En la sociedad "cuidado con lo que hagas porque puede salir publicado" ???

Iñaki Murua dijo...

Más que la muerte de Facebook, Nacho, creo que la cuestión clave es la gestión de la identidad digital, de qué y cuánto de mí quiero mostrar en definitiva.

En cuanto a FB, no sé si borrar las fotos sólo de tu perfil da resultado; creo que si ya ha sido compartida, etiquetada etc. no desaparece sin más. También suele ser interesante "gestionar" los grupos de amigos, los permisos de cada grupo...

Vane, ¿tanta diferencia hay de enseñar las fotos en tu blog (incluso si dispones de servidor propio) a hacerlo en una red social?

Félix Soria dijo...

Sin ánimo de generalizar ni de sentenciar:
En cierto modo y en un porcentaje indeterminado de casos (opino que elevado) Facebook es el "e-tomate", con miles de participantes contando o mostrando intimidades o cuestiones personales cuyo interés social y comunicacional es nulo.
No creo que Facebook muera, aunque sí confío en que pierda los rasgos de "gran hermano" con los que demasiados "facebookeros" han adornado esa red social.

Callejero dijo...

El final es muy claro, puede ser que facebook muera, pero nosotros seguramente no lo veremos.
Por cierto, me encanto tu declaración de principios cuando empezaste La Huella Digital, que sigas así de bien. El diseño, cada vez me gusta más y ya se me carga perfecto ;)

Virtu dijo...

Hasta hace poco detestaba facebook, me parecía muy caótico y me lo sigue pareciendo. Prefiero los blogs porque la información está en cierta forma más estructurada. Pero tengo que decir que facebook me ha dado la oportunidad de reencontrarme con gente (la que a mi me ha interesado) que no veía desde hacía 25 años.

En cuanto a colgar fotos o no, creo que lo seguiré haciendo. Evidentemente siempre seré muy cuidadosa en su selección.
El peligro de invadir tu intimidad también existe en el mundo real, que no nos quepa la menor duda.

periodistaenbabia dijo...

Yo uso tanto Facebook como Tuenti y de momento no tengo el menor síntoma de hastío, es más, desde que ambos incorporan un chat lo que cada vez uso menos es el Messenger. En cuanto a lo de la intimidad, es obvio que hay que avanzar en ese campo, aunque el mayor avance es la propia toma de conciencia por parte del usuario. A título particular, yo sólo acepto a gente a la que conozco en persona.

cabezaplaneta dijo...

Más que morir reconvertirá su modelo de negocio y acabará siendo otra red social más que tuvo su momento de gloria... Todo esto son modas, dado que internet está aún en pañales, en 50 años ya veremos q tipo de uso nos brinda la red!

Julio Torres dijo...

Estou dacordo en limitar o número de amigos. Tamén é certo que non necesariamente tés que coñecer a algúen en persoa para ser amigo. Eu tamén vou ter que facer limpeza pero dos grupos ós que me uno. Por suposto, tamén teño cometido o erro de dar de alta como amigo a xente que pensaba que o era. O tempo encárgase de que me decate dos meus erros.

Facebook cumpre unha misión que é seguir mantendo contacto con xente que merece a pena. Outra cousa é o contido: estou dacordo co que di Félix.

Un saúdo

pepe dijo...

pos no que el feisbuk no funciona nadita ahora ya se puede subir una foto y comparte con otros el feisbuk ya llego a la moda buey