AÑO VI

domingo, 17 de enero de 2010

Cuando las fotos molestan

«Un par de fotos de Vietnam fueron más eficaces para terminar con esa guerra que miles de conferencias de pacifistas y cumbres de líderes planetarios. Y no evitaremos los terremotos ni los huracanes por muchas fotos de cadáveres que mostremos (aunque sí, quizá, consigamos más prevención). Por eso los Señores de la Guerra odian las fotos y las crónicas de sus atrocidades: es que odian la verdad que les impide sus negocios.

►► Gonzalo Peltzer | Paper Papers


Interesante reflexión, ahora que escandaliza ver las imágenes de la impresionante tragedia de Haití. Desde los medios ¿qué hacemos ante las catástrofes? ¿Las contamos tal como son o las minimizamos visualmente, como a muchos les gustaría en el Primer Mundo?

4 comentarios :

Xotengo dijo...

No molestan las fotos, lo que molestan son los cabrones buitres que van salivando a hacerlas para forrarse de dinero y luego quienes se forran en sus países difundiéndolas.

Rafael B. dijo...

De acuerdo en parte con Xotengo, lo que molesta es criterio del informante. El criterio de cuanto más repugnante la foto mejor para el medio que la publique. Parece que importa lo que molesta, no lo que informa. Acaba embruteciendo al lector/oyente/televidente y pierde gran parte de su eficacia por el abuso repetido.
Hay que mostrar lo que pasa, pero hay que hacerlo con criterio, fueron dos fotos, no doscientas lo que provocaron la reflexión y de una profesión que todavía tenía prestigio, no como ahora que lo ha perdido por los abusos y el sectarismo.
Al menos es mi opinión.
Un saludo.

Titajú dijo...

Quizás es que empecemos a estar un poco hartos de todo; enciendes la tv, te encuentras con el telediario te dicen que han atropellado a un niño y se han dado a la fuga. Lo primero que te muestran es la sangre de la calzada.
Cuando se estrellaron los aviones contra las Sears towers, Angels Barceló lo primero que dijo fue "si prestan atención oirán un ruido sordo: es el sonido de los suicidas estrellándose contra el suelo".
Hay muchas fotos que sobran, como muchos comentarios. Pero hay una que sí me conmovió mucho, ¿sabes? Es la foto de un soldado, sentado en una piedra, con una cara de desolación absoluta. Ni sé de qué guerra era, ni tampoco me importa. Y la foto no mostraba nada, pero la vi hace muchos años, y nunca la pude olvidar.

Callejero dijo...

De lo que ahora te digo me di cuenta hace mucho tiempo, a la gente le es indiferente oír la muerte de otra persona, ahora bien, si ve la imagen probablemente asqueada cambie de canal...el ser humano es así.