AÑO VI

lunes, 23 de noviembre de 2009

Los pelos de punta

Gritar contra la pornografía infantil un día determinado a golpe de clic sirve de poco si no se pasa a la acción, a la denuncia concreta sobre casos y personas concretas. Hace dos días apuntamos que la Blogocampaña del 20-N no debe quedar en algo pasajero, en una protesta de un día concreto, sino convertirse en una vigilancia y denuncia constante sobre las burradas que vemos en la Red. Por desgracia ya está muy sucio este mundo real y virtual ante el beneplácito de muchas empresas y autoridades que permiten que lo más obsceno entre en cualquier casa con un libertinaje y descaro apabullantes. El blogger Marcelino Madrigal nos está poniendo los pelos de punta con su serial «La cara oscura de las redes sociales», donde demuestra y explica de manera clara hasta dónde llega la falta de protección y filtros en las redes abiertas a todos, en concreto en Windows Live. Aviso que hay algunas imágenes un poco duras. Por eso, si tienes menos de 18 años no pinches en los siguientes tres vídeos. Si ya eres mayor de edad, tómate unos minutos para quedarte boquiabierto y ver que en esto de la pornografía infantil queda muchísimo por hacer:




--------

4 comentarios :

Anónimo dijo...

Nacho, pero esto es legal???? no se puede hacer nada??? no lo entiendo, esas fotos no pueden ser legales, donde está aqui el defensor del menor....porque con la esteban aparecio!!!!! de verdad que esto se queda así y punto??? yo tengo un hijo de trece años que anda en las redes sociales, que hacemos los padres??? ademas de vigilar, que por lo menos en mi caso lo hacemos, NO LO ENTIENDO, de verdad que no....

VANE

Nacho de la Fuente dijo...

Vane, tampoco lo entiendo. Por eso pongo los vídeos de Madrigal en el blog, para hacer de caja de resonancia y denunciar que esas aberraciones son públicas, de acceso libre desde cualquier ordenador. ¿El defensor del menor? Buena pregunta...

PMM dijo...

He tenido que verlos en varias veces, porque no he podido hacerlo del tirón. Impresionante. Ahora lo que tengo, además de indiganción, es una sensación de impotencia total.

Anónimo dijo...

Pues yo he escrito un correo al defensor del menor, por lo menos intentarlo no????, aqui os dejo la dirección por si alguien más se anima...... registro@defensordelmenor.org

Vane