AÑO VI

viernes, 16 de octubre de 2009

Solucionables menudencias

A 600 kilómetros de distancia estamos sufriendo la quimioterapia de Marta. Duele que le duela el cuerpo y las ilusiones a mi hermana y ahijada. Duele que todos sus sueños estén ahora congelados a sus 26 años por el maldito cáncer. Duele la cruda realidad, que golpea cualquier lógica. Pero sabemos que ese torrente químico que ya arrasa sus venas puede ser la puerta para que la sonrisa más vital vuelva a su lindo rostro. Su desplome físico --que no mental-- lo empequeñece todo. Hasta los problemas más grandes y agobiantes que nos sacan de quicio a diario se convierten de un plumazo en estúpidas y solucionables menudencias. En absurdos agobios que no merecen ni un lamento más. Esa es la lección que estamos aprendiendo. Algunos recordando. Que todo es pasajero. Que la vida no tiene argumento y que el camino que cada cual trace es lo que realmente importa. El fundamento es cada huella personal. Lo demás es accesorio. Innecesario. Prescindible. Superfluo...

Una gran lección su lucha de gigantes.


--------

20 comentarios :

Anónimo dijo...

dejo este enlace al blog de mi amiga Dulós, cuando Marta se encuentre con fuerzas, puede que le guste leerlo.
Un abrazo, mucha fuerza.
(muxica)
http://sisinmispechos.blogspot.com/

Rancilio dijo...

Suerte y mucho ánimo. Ojalá podamos leer un artículo de la victoria de Marta.

Anónimo dijo...

Tus palabras reflejan de manera prodigiosa la tremenda realidad, que a veces la vida guarda en una esquina para cualquiera de nosotros.
Podeis estar seguros que vencereis en esta lucha. Animo y fuerza.

Esther F. dijo...

La terrible soledad que produce el dolor a quien lo padece sólo se puede mitigar con la certeza de saberse querida y apoyada pero sobre todo necesaria, diría que casi imprescindible, esa es la mejor medicina ante cualquier sufrimiento; y nosotros que sabemos mucho de dolor,de incertidumbre, de lucha y esperanza, queremos transmitirle a Marta la misma fuerza y ánimo con la que, a pesar de todo, nos levantamos cada día, esa fuerza que a mí me ha permitido, contra pronóstico, levantarme de una silla de ruedas. No sé dónde estás Marta pero te aseguro que más de 150 nuevos compañeros de fatigas te enviarán a diario todo su afecto y su fuerza. Sabemos que se puede y que vas a poder, y entonces Nacho nos volverá a escribir sobre unos maravillosos ojos que sonrien cuando miran al futuro.
Mucho ánimo y todo el afecto para tí Nacho.

Anna Jorba Ricart dijo...

Estoy viviendo esta experiencia,con mi sobrino de 32 años y su padre,mi hermano,con 59 años...
Cuando te llegan estas noticias,parece que se acaba la vida,las ilusiones,todo tu mundo...la tristeza,el miedo te invaden....
pero una cosa hay cierta y positiva ante la enfermedad,es la lucha,el valor y corage,el tirar para alante y si hay suerte en la respuesta al tratamiento,la fuerza que dá la esperanza hace el resto.
Animo Marta...
Seguiré tu proceso y que la vida te bendiga.
Un saludo.

migramundo dijo...

Estoy seguro de que todo saldrá bien. Unha aperta.

Honorio García dijo...

Desde que nos has hecho partícipes de tu dolor, en septiembre, hago todo que está a mi alcance: rezar por Marta, para que se cure, si ése es su bien, y no debemos dudar de que es así. Aunque no te conozco, te felicito por tu último texto, en el que ratificas la importancia de seguir la huella, afirmación que es plenamente verdad si la huella es la de Aquél que abrio el Camino para todo hombre, para cada hombre. La huella personal bien poco vale, en comporación con la Huella. Ojalá Marta supere esta situación con la ayuda de Dios, y Dios con su felicidad esté todavía máas en su camino. Sigo rezando. Honorio

Jack Daniel's dijo...

Toda la suerte y la esperanza del mundo, Nacho. Mi corazón está contigo y con ella y te envío todo el deseo que capaz de generar de un pronta recuperación y retomar con ansias renovadas un vida que tanto os merecéis.
Un abrazo muy grande y mucho ánimo para Marta, que sepa siempre que no está sola.

Anónimo dijo...

Solo unos besitos de duende para Marta...muacccc

Nacho de la Fuente dijo...

Gracias a todos por vuestros ánimos positivos. Ella --que lee a diario este blog-- está en Madrid y claro que vencerá. Cuestión de tiempo y toneladas de esfuerzos.

Abrazos a todos.

Senovilla dijo...

No quería comentar, pero hoy repasando me he decidido, es terrible y no podemos hacer mucho, tan sólo confiar en que esa quimioterapia surta el efecto deseado.
Un abrazo y fuerza para Marta, igual no sirve de mucho pero está presente en mis oraciones.
Y a ti, valor y sigue apoyando como lo haces, ese es el mejor medicamento.

Un abrazo.

Titajú dijo...

Todo nuestro apoyo para Marta; que sepa que mucha gente está pensando en ella, sufriendo con ella, y rezando por ella.

Preciosa dijo...

Hola Marta.Soy una madre con una hija no quiero ni imaginarme por todo lo que esta pasando tu familia pero sobre todo tu.Mucha suerte en tu lucha bale la pena luchar por la gente que tienes a tu lado por lo mucho que te quieren te lo están demostrando día a día lucha con toda tu fuerza,con toda la energia positiva que todos te enviamos tu venceras eres muy valiente y tu puedes. Soy una admiradora de tu hermano por su humanidad y su buen trabajo tienes un hermano que es muy grande al igual que tu mucha fuerza animo

Ana H. dijo...

Vaya pedazo de texto. Mucha suerte con lo de tu hermana y gracias por irradiar tanto sentido común y humanidad. Es aire puro este blog, que cada vez me gusta más. A ver si ganas ese premio de bitacoras.com y a ver si recoges de tanta siembra. ÁNIMOS.

Virtu dijo...

Que todos tus campos se llenen de tréboles de cuatro hojas.
¡Ánimo Marta! Aquí estaremos esperando la noticia de tu victoria. No te rindas, lucha siempre.

derribandomuros dijo...

Hola, te entiendo... no sabes cómo te entiendo. MI padre, 400km y sesiones de quimio. Cada vez que le veia por Skype intentaba contarle algo gracioso para animarle un poco y que no se fijara en su aspecto (decimos, es pelo, solo pelo....pero todos sabemos q no es así). Desde que nos dijeron que él tenía cancer mi mundo se empequeñeció y los problemas que había en mi mundo dejaron de ser problemas sino pequeñas dificultades. Porque cuando la palabra cancer entra en tu vida te sacude como un terremoto del 9. Porque el día en que el medico te dice que a falta de un escaner estas limpio, no puedes evitar llorar de alegría pero también de angustia por otros que aún siguen en la quimio y porque si no te hubieran dicho que estás limpio, no sabes si lo hubieras podido aguantar de nuevo todo el proceso.
Animo, mucho animo...

cal dijo...

El pelo saldrá con más fuerza y la vida se vivirá más intensamente.

Adelante.

victor dijo...

Mi hermano tambien estuvo a nada de pasar la frontera. Yo casi me mato en el trabajo por tener la cabeza en otro lado. Los dos en el hospital. Pero el buen Dios quiso que todo sigiera como hasta ahora y todo fue un final feliz.
Decirte que seguro sera asi.La vida siempre nos ofrece una segunda oportunidad. Asi que espero no desaprobecharla
ANIMO

Mónica dijo...

Muchísima fuerza,ánimo,valor y sobre todo Amor,que ahora es lo que Marta necesita,aunque si toda su familia y su gente la quieren como tu no le va a faltar en ningún momento.Un beso enorme!!!!

Mad dijo...

Ánimo. Mucho, mucho ánimo y todas las fuerzas del mundo. Una sonrisa enorme.