AÑO VI

sábado, 22 de agosto de 2009

Malherbología

Escribe Paco Sánchez:
[...] «Quien se obsesiona con los defectos ajenos, aparte de hacerse la vida invivible —porque todos tenemos muchísimos— es incapaz de construir nada y convierte cualquier equipo en un infierno. En cambio el que sabe descubrir las capacidades ajenas podrá apoyarse en ellas y ayudar a los demás a superar sus aspectos menos positivos. Esta es una característica especialmente importante para quien dirige cualquier actividad: si se empecina en los puntos débiles de los suyos, terminará por hundirlos, por machacarlos, y conseguirá muy poco»... [+] Vagón-bar
--------
Comparte este post:

0 comentarios :