AÑO VI

martes, 7 de julio de 2009

Camps: «Claro que me pago mis trajes»...

SE BUSCA LA DECENCIA POLÍTICA. El pasado mes de marzo Francisco Camps lo dijo bien clarito: «Claro que me pago mis trajes, yo me pago mis trajes»... Pero el tiempo es terco y la realidad judicial de los hechos aún más. Según el juez José Flors, el presidente de la Comunidad Valenciana no dijo la verdad ya que los dichosos trajes supuestamente se los pagó una empresa de Francisco Correa, cerebro de la trama corrupta del caso Gürtel. Las grandes preguntas son por qué y a cambio de qué el señor Camps admitió esos regalos. Siguiendo el estilo utilizado por Rajoy con el ya dimitido ex ministro Bermejo podemos decir que son las 12.37 horas del 7 de julio (San Fermín) y el señor Camps aún no ha dimitido:




Actualización:
--------

2 comentarios :

Félix Soria dijo...

La que es terca no es la "realidad judicial", sino la realidad a secas: los hechos.
La "realidad judicial" deja demasiadas veces bastante que desear.
De una cosa no cabe duda, si un juez o magistrado abre juicio contra un presidente autonómico es porque los indicios son apabullantes, de lo contrario ya habría sido archivado el expediente.
La terquedad que a veces permite acercarse a la verdad no es una virtud de la "realidad judicial", sino de los hechos y, en todo caso, de los policías que los han investigado y de los ciudadanos que han se han ¡arriesgado y se arriesgan! para dar testimonio de lo que han vivido o conocido.
Un abrazo.

Nacho de la Fuente dijo...

Cierto Félix. Los hechos son tan contundentes que hablan por sí solos. Ahora mismo lo matizo. Otro abrazo.