AÑO VI

domingo, 14 de junio de 2009

Adolfo Suárez no sabe quién es

Escribe Juan Cruz:
CÓMO ESTÁ SUÁREZ. «El ex presidente del Gobierno vive en la desmemoria, protegido por los suyos, ajeno a todo. Mañana se cumplen treinta y dos años de las primeras elecciones democráticas que él impulsó, pero no se dará cuenta de nada. Ésta es una historia de sus días. No sabe quién es. Tiene energía, responde al afecto con el mismo afecto; hace guiños, se burla de broma de los que tiene cerca. Pero no tiene ninguna relación con la realidad. Ésta se le ha ido por completo. Como cientos de miles de personas en este país, sufre alzheimer. No relaciona una cosa con la otra, mantiene conversaciones a trompicones. Pero es feliz, se le nota feliz, tranquilo; los que le tratan piensan que está tranquilo, que es un hombre en paz. Pero él tampoco lo sabe. Mañana se cumplen treinta y dos años de las primeras elecciones democráticas que él impulsó (y ganó, al frente del Gobierno y de Unión de Centro Democrático) en este país, pero él no sabe nada, no sabrá nada. No sabe ni que le quieren ni que no le quieren, y de todo hay. Desde hace seis años, cuando perdió el hilo mientras hablaba en un mitin político a favor de su hijo Adolfo en Albacete, Adolfo Suárez González, el primer presidente del Gobierno de la democracia, está sumido en la bruma de la desmemoria. No recuerda nada de lo que fue, ni supo que su hija Marian ha muerto. Y si lo supo, en seguida lo olvidó. No recuerda nada. Una frase suya que puede resultar coherente se contempla como un suceso extraordinario. Pero él tampoco sabe que la ha pronunciado. Le preguntamos a su hijo Adolfo. Sí, el padre es físicamente el que fue; te mira y ahí hay una mirada inteligente; te guiña un ojo, se muestra cómplice, te avisa de que alguien llega para que calles por si acaso... Bromea, te pide silencio, o se ríe. En los ojos hay vida... [+] El País
Foto: Adolfo Suárez, en el Congreso de los Diputados, en 1986 / Marisa Flórez (El País)
--------

2 comentarios :

fernando codina dijo...

Es una lástima, ver cómo se apaga lentamente una de las mentes más lúcidas de la transición española... Pero quizás, si se hablase más de la dolorosa situación de Adolfo Suarez, la sociedad se concienciaría un poco más sobre la realidad del Alzheimer...

Diseño Web Colombia dijo...

Estoy de acueerdo con fernando, la verdad es muy doloroso ver como personas de nuestro entorno y algunas veces familiares sufren de este mal, debemos ayudar a generar mas concientización de lo dificil de esta enfermedad.

Un saludo.