AÑO VI

martes, 30 de junio de 2009

Adiós a los comentarios anónimos

Vuelvo de vacaciones y he tomado buena nota de todas vuestras opiniones y consejos. La primera consecuencia de vuestras peticiones es que desde hace unas horas ya no se permiten más comentarios anónimos en La Huella Digital. El motivo es que algunos internautas se escondían en el anonimato para lanzar opiniones siempre despectivas y con el único fin de molestar. Varios lectores me habéis pedido este drástico cambio que llevo mucho tiempo retrasando. Pero la paciencia tiene un límite y prefiero menos cantidad de comentarios con tal de conseguir una mayor calidad e interactividad en las conversaciones y debates que genere este blog. A partir de ahora sólo podrán poner comentarios en La Huella Digital aquellos internautas que estén debidamente registrados aportando un correo electrónico real. Si aún no lo has hecho, pincha en los comentarios y luego en el enlace regístrate aquí. Es una operación de pocos pasos y muy sencilla. De veras que lo siento, ya que este blog llevaba casi cinco años con los comentarios completamente abiertos y sin moderación alguna. Finalmente, aclaro que todo esto no es una pataleta o un capricho, sino una necesidad que ya tardaba en llegar.
--------

11 comentarios :

moncho dijo...

Creo que te equivocas pero te entiendo. La verdad es que todos somos anónimos, detrás de un nick o de una cuenta de correo puede estar cualquiera. Lo importante es lo que se dice, no quién lo dice. Pero he visto que la mayoría de comentarios hirientes suelen ser anónimos, pienso que por cobardía, así que entiendo que caigas en la tentación. Yo daría algo por tener la cuarta parte de comentarios que tú.

Un saludo.

Nacho de la Fuente dijo...

Moncho, es cuestión de acostumbrarse. Por supuesto que cualquiera puede registrarse con un seudónimo y venir por aquí a molestar, pero bueno, tendrá que aportar una dirección de e-mail auténtica y eso echará para atrás a más de uno.

Hay que pensar que el cambio no es para tanto, pues es más frecuente de lo que parece. Por ejemplo, un blog tan exitoso como Escolar.net sólo permite comentarios de usuarios ya registrados. Y recuerdo que tiene cientos de opiniones cada día :-)

Un abrazo!

Titajú dijo...

El anonimato es sinónimo de cobardía; es muy fácil insultar a alguien cuando se está a cubierto.
Hay que ponérselo un poco más difícil, y estoy de acuerdo contigo; cada vez que tienen que escribir una dirección de e-mail, la gente se lo piensa.

Nacho de la Fuente dijo...

Titajú, ya sabes que he "sufrido" anónimos insultantes en todo este tiempo y era necesario frenar esto. No me arrepiento y a ver si entre todos mantenemos el buen tono de los comentarios. Un abrazo.

Guillermo Pardo dijo...

Yo, sin embargo, pienso que tienes razón. Es cierto que la opinión es libre, o debería serlo, pero eso no implica que uno tenga que aguantar cosas que no puede responder a nadie concreto. Apertas e benvido.

Nacho de la Fuente dijo...

Exacto Guillermo. Apertas.

Raúl Masa dijo...

La medida es correcta. Además, en la casa de cada uno...

Pero sobre este tema (el del anonimato y la Red) no estaría de más hacer una profunda reflexión, amén de las que haya.

El ser anónimo, entendido antes como símbolo de pesadumbre por las represalias, hoy día no es más que pura cobardía como bien se ha dicho.

Rancilio dijo...

Nacho, creo que haces bien, no tanto por el anónimato que no lo evitas, tal y como te dice moncho, sino por el control de ciertos personajes.

Evidentemente notarás un bajón entre los comentarios, pero al menos se quedarán los verdaderamente interesados por tu blog. Además, el hecho de contar con google como sitio de registro te garantiza muchos usuarios ya registrados.

Veamos como evoluciona la cosa.

Nacho de la Fuente dijo...

Raúl y Rancilio ya veremos cómo evoluciona esto. Prefiero tener menos comentarios que soportar opiniones cobardes cuyo único fin es molestar y provocar. Estoy seguro de que con el tiempo se mantendrá un excelente ritmo de comentarios. Buena prueba de ello son las reacciones a este post.

cal dijo...

Ya he pasado por el aro.
Soy bastante reacio a registrarme, más que nada por lo farragoso que me resulta, pero en este caso vale la pena.

Un saludo.

Juan dijo...

Lo principal es respetar tu decisión pero, al igual que Moncho, creo que te equivocas. No sin llevar razón y sin quitarte un ápice de la misma en cuanto a los argumentos tuyos y de los que están a favor de esta decisión. Yo sólo diré que aunque una opinión anónima es reflejo de cobardía es también el reflejo de la sociedad española, de lo que hay en este país y no por esconderlo va a dejar de ser una realidad. Es más creo que es un ejercicio de avestruz, de no querer ver lo que en realidad hay en esta España ¿nuestra?