AÑO VI

lunes, 25 de mayo de 2009

La mano en el fuego


 «Paco, estamos contigo, como siempre»
--------
►► Mariano Rajoy al imputado Francisco Camps, ayer en un mitin en Alicante
--------

3 comentarios :

Anónimo dijo...

Ya no cuela. Cuando pasen las elecciones nadie se acordará de "la parida" de los trajes de Camps. El Presidente de la Comunidad Valenciana no mató a Kennedy, ni hundió el Titanic, ni provocó la segunda guerra mundial...

Lo que debería ser simplemente una mera investigación judicial por un SUPUESTO delito menor, se amplifica y corea en blogs y portadas de periódicos como gran escándalo para provocar un daño electoral al PP en la comunidad donde más fuerza tiene desde hace años. Estamos en elecciones, y ése es el juego del PSOE y de quienes, sin ser militantes, le apoyan oficiosamente en blogs, periódicos, etc... difundiendo y amplificando la línea argumental del PSOE para esta campaña electoral.

Después del 7 de junio nadie se acordará de los trajes de Paco Camps, el "caso" quedará guardado en el baúl de los recuerdos de una justicia que resuelve con una lentitud estremecedora. Pero, para entonces, algunos ya se habrán cargado la presunción de inocencia de Francisco Camps y, sobre todo, ya se habrán recogido los réditos electorales. O no...

Teresa dijo...

Anónimo lo que no cuela es que el PP solo vea la paja en el ojo ajeno y nadie dimita en ese partido.

Anónimo dijo...

Teresa, pajas y vigas las hay en los ojos de todos los partidos, sobre todo en los dos partidos mayoritarios. Lo que no se puede hacer es culpabilizar y pedir responsabilidades por las pajas de unos e ignorar las vigas de otros. En Cataluña, en Andalucía, en la anterior Xunta...hemos tenido ejemplos de grandes VIGAS por las que no se ha asumido ninguna responsabilidad ni se ha criminalizado moralmente a ningún alto cargo. Lo de los trajes de Caps es una "paja" comparado con todo lo que se mueve en la esfera política. Simplemente, conviene airearlo porque estamos en época electoral.

Hay que respetar la presunción de inocencia, respetar el trabajo de la justicia (si es que se cree en ella), no efectuar juicios morales paralelos y, sobre todo, no utlizar electoralmente la instrucción de ningún sumario.

En este país...¿quién es el que ve la paja en el ojo ajeno?. Prediquen con el ejemplo.