AÑO VI

viernes, 22 de mayo de 2009

«Hola mami... vengo de practicarme un aborto»

Escribe Mechu:
«Chica adolescente de 16 años llega a casa en un taxi y se topa con su madre que va saliendo por la puerta:

"Hola mami, hey, mami, ¿a dónde vas? ¿vas al centro? Es que vieras que vengo de practicarme un aborto, por eso me vine en taxi, si me das lo 20 euros que me ha costado mejor mami, que luego no me queda nada para el botellón... De paso me compré en la farmacia del centro médico un par de píldoras del día después, ya sabés, para que no me vuelva a pasar. Hubiera querido comprar también un poco de tabaco, pero como vengo un poco hecha polvo y además no me lo venden por ser menor, pues me quedé sin él. ¿Te importa traerme un... [+] MechudayDesnuda
--------

3 comentarios :

lys dijo...

Me he pasado por el link, gracias por publicar y hacerte eco de la hipocresía que nos rodea.

Un saludo.

Manu dijo...

En dos palabras impresionante, ironía descarnada. Muy bien por publicar esta chica.

Iam dijo...

Es curioso que la patria potestad siempre deba ejercerla los padres en beneficio de sus hijos, pero cuando a la zoquetería gubernamental le interesa se la substraen puntualmente velando supuestamente por los intereses de los hijos, aunque luego las consecuencias que se deriven de una errónea decisión nadie la asuma, y sean los padres los que tengan que cargar con los graves problemas que puedan presentarse. Ahora, una zoqueta más de un gobierno patético, niega, con el atrevimiento que la ignorancia supina otorga, la inexorable individualidad que uno adquiere por la diversidad genética heredada en el transcurso de la embriogénesis; somos humanos desde el primer momento de la concepción. Desde el momento en que un espermatozoide se funde con un óvulo, el resultado final está condicionado por ello. Está claro que nos merecemos lo que tenemos, ya que este país seguirá tranquilo porque el margen de error concedido por la ciudadanía al gobierno es mucho mayor que la crítica que los ciudadanos esbozan contra él, siendo incomprensible que el líder más valorado sea el que confunde con su ministra a un bicho con un ser humano, y además niegue constantemente la espiral de quiebra económica en la que nos tiene inmersos. Este país no tiene remedio mientras esta tropa de ineptos siga gobernando.