AÑO VI

viernes, 29 de mayo de 2009

Bonsáis humanos

 
Escribe en su blog Isabel Franco:
[...] «Nos pasamos la vida rompiendo, a diario, con lo que más queremos. Rompemos con nosotros mismos cada día cuando nos levantamos para ir al trabajo, abandonando las confortables sábanas de una cama que sólo tienen en contra su imposibilidad para pagar la hipoteca u ofrecer satisfacciones laborales. Rompemos también con nuestra pareja cuando nos separamos de él o ella, a veces sin mirarnos a la cara por falta de tiempo. Rompemos con nuestros hijos, tienen que ir al colegio y a nosotros se nos hace tarde. Con la familia, no tenemos tiempo para llamarles, a ver qué quieren ahora, mira con lo que me sale este, y así hasta aburrirnos. [...] «Y así es como llegamos a ser bonsáis humanos, sin necesidad de que intervenga ningún científico con ínfulas, porque nos vamos haciendo pequeños en lo más importante; el cariño, las emociones, los sentimientos y en nuestra capacidad para expresarnos»...
[+] Yo también tengo cáncer
--------
Por la calle del olvido vagan tu sombra y la mía,
cada una en una acera por las cosas de la vida,
por la calle del olvido donde nunca brilla el día,
condenados a una noche tan oscura como fría...

--------

0 comentarios :