AÑO VI

miércoles, 15 de abril de 2009

Al borde del abismo

Escribe Jorge Casanova:
«A Rogelio lo llamé hace unos meses. Cáritas me facilitó su teléfono cuando estaba preparando el reportaje sobre gente sin empleo y sin cobertura. Hablamos brevemente y nos emplazamos para que me contara su caso al día siguiente. Desde aquella conversación se me acumularon los testimonios y finalmente decidí no molestar más a Rogelio ya que me iba a ser difícil incluir a todas las personas con las que ya había hablado. Así que no llegué a llamarle por segunda vez. Ayer me pidieron otro testimonio de urgencia para ilustrar las medidas de ampliación de cobertura que estudia el Gobierno. No me daba tiempo a ir a buscar a alguien a la calle y me apoyé de nuevo en Cáritas. Tiene gracia porque, antes de llamar, me acordé de Rogelio y estuve buscando su teléfono entre las libretas usadas que guardo en casa, pero sin éxito. Y mira tú, la asistente social de Cáritas acabó por dármelo otra vez. Cuando volví a hablar con Rogelio me recordó que no le había llamado aquella vez antes de que pudiera pedirle las disculpas que sin duda merecía. Y me contó su historia, demoledora como la de ese batallón de almas que están paseando ya al borde del abismo gracias a la especulación y la codicia de unos cuantos»... [+] Ven que te llevo
Foto: Kopa / La Voz de Galicia
--------

3 comentarios :

Titajú dijo...

Dios mío, y cada día hay más

Lamia dijo...

Nos quedamos con las cifras pero detrás de cada número hay casos reales,de personas que sufren un día a dia terrible.

maria dijo...

me temo que estamos muchos rogelios, en la espaldas de mi famiia ya van tres meses impagados de hipoteca, dentro de la reducion de gastos, nos queda intenet, pero hasta darle de baja nos sale mas caro que mantenerlo, supongo que nos acabaran cortando cuando no se pague, en fin, a mi me acaban de conceder el salario social, 285 euros, no se si celebrarlo o echarme a llorar. Seguro que hay quien este peor que yo, no es consuelo, pero ante la perpectiva mas vale ser positivo..
El futuro, quien sabe, de momento aceptar trabajo donde se presente aunque implique mudanza, no se puede elegir.