AÑO VI

miércoles, 17 de diciembre de 2008

Meteduras de pata de Bush

Lagunas mentales, meteduras de pata y últimamente "zapatazos". Todo tipo de impasses ha debido enfrentar el presidente estadounidense en su Gobierno. Ahí van los episodios más memorables:
"El zapatazo": El último "impasse" en que se vio envuelto superó todas las expectativas. Metido "en la pata de los caballos", un periodista iraquí lo llamó "perro" y le arrojó sus zapatos mientras ofrecía una conferencia de prensa en Bagdad. En una rápida reacción, Bush logró esquivar el zapato que pasó más cerca de su rostro y con una sonrisa incómoda expresó: "no me preocupa".

¿Puedo ir al baño?: Durante una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU, efectuada en Nueva York, Bush envió una nota a su secretaria de Estado, Condoleezza Rice. No era un mensaje en clave ni una orden de Estado. "Creo que necesitaría un descanso para ir al baño, ¿Es posible?", decía el mensaje enviado por el Presidente. Para su pesar, la nota fue captada por un fotógrafo.

Diferencia de edad: Si hay algo peor que revelar la edad de una mujer es agregarle siglos de más. Esto hizo Bush con la Reina Isabel II de Inglaterra durante una recepción en la Casa Blanca cuando la situó en el siglo XVIII. "Ha cenado con diez presidentes estadounidenses. Ayudó a nuestra nación a celebrar el bicentenario en mil setecientos... en mil novecientos setenta y seis", dijo.

Cambio de protocolo: Su Santidad, Santo Padre, Sumo Pontífice o Papa. Hay muchos apelativos para referirse a la máxima autoridad de la Iglesia Católica, pero Bush no recordó ninguno al momento de encontrarse con Benedicto XVI en El Vaticano. "Estoy contento de estar con usted... Señor", dijo el Presidente en lugar de referirse a él como "Su Santidad", tal como lo establece el protocolo.

Puerta equivocada: Quiso "retirarse indignado", pero la puerta se lo impidió. Tras interrumpir sorpresivamente un diálogo con la prensa, en China, por una pregunta que le molestó, se dirigió hasta una puerta para retirarse del lugar. Ésta se encontraba cerrada y, pese a sus esfuerzos, no se abrió, provocando risas entre los asistentes. "Estaba tratando de escapar, pero no ha funcionado", se excusó Bush.

El guardaespaldas: Y si no es él, es uno de sus cercanos. Como su perro que mordió a un periodista en la Casa Blanca y su guardaespaldas que, en la cumbre de la APEC en Santiago, forcejeó con Carabineros que le impidieron entrar a una cita de Presidentes en Estación Mapocho. El hecho obligó a intervenir al propio Bush, quien dejó de posar para las cámaras y fue a disolver el altercado.

1 comentarios :

Rafael B. dijo...

No estoy seguro, pero creo que lo de "puedo ir al baño" fue un "fake" como otros que se le atribuyeron.