AÑO VI

miércoles, 10 de septiembre de 2008

Indignación generalizada

Almorzamos hoy una noticia que ha causado indignación generalizada en España: El CGPJ sanciona con 1.500 euros al juez Rafael Tirado por una falta grave. Recordemos que el jurista no ordenó ejecutar una sentencia que condenaba por abusos sexuales a Santiago del Valle, presunto asesino de la niña Mari Luz y que debía estar en la cárcel en el momento del crimen. Con noticias así se hace un flaco favor a esa máxima de que la Justicia es igual para todos. Multas tan irrisorias como ésta dan la razón a aquellos que acusan a nuestro sistema judicial de un exceso de corporativismo y ausencia de autocrítica. Afortunadamente la sentencia es recurrible y el ruido mediático y social harán el resto.
--------

1 comentarios :

Félix Soria dijo...

Si dijera lo que pienso me castigarían con una multa muy superior a los 1.500 euros. Los tres votos que han defendido la ignominia merecen desprecio.