AÑO VI

martes, 9 de septiembre de 2008

Grito luego existo



Por supuesto, está entre los cuatro vídeos más vistos ayer en YouTube España.
--------

6 comentarios :

Matapollos dijo...

"La parada de los monstruos" enésima parte.

A veces me pregunto si esta falta habitual de las más elementales normas de EDUCACIÓN acabará por dejar de sorprendernos y pasará a ser asumida como lo más normal del mundo.

Si los jóvenes crecen viendo estas cosas y no conocen otras ¿qué podemos esperar? De lo que se come, se cría.

PMM dijo...

Aunque a veces con vídeos como este lo mejor sería ni perder el tiempo en comentarlos, hoy sí voy a perder mi tiempo. Creo que que no sólo están faltando a las normas de educación, intentando imponer su opinión por encima de las demás a base de elevar considerablemente el tono de voz, sino que deberíamos cuestionarnos si un medio de comunicación puede pagar dinero a alguien que intenta justificar una agresión que ha provocado que un hombre esté en coma a punto de morir.
No sólo es cuestión de Educación, es cuestión de DIGNIDAD.
P.D.: He de confesar que me estoy haciendo adicta a este blog. Felicidades Nacho, me encanta como nos resumes la actualidad cada día.

Nacho dijo...

Tuve dudas en poner el vídeo, pero creo que es la mejor forma de denunciar el periodismo-basura y morboso por el que apuestan ciertos medios. Esta mujer cobró más de 70.000 euros por su vergonzosa intervención en un programa que cada vez más es un bochornoso gallinero. Van de serios y lo único que buscan es el escándalo. Afortunadamente no lo ví.

Pmm, no te hagas adicta, que esto de los blogs engancha demasiado :-))

peter pan dijo...

A mí no me parece lamentable que una persona defienda a su pareja, por muy deplorable que haya sido su comportamiento. Me parecería lamentable que no lo hiciese.
Si hay dinero de por medio, la noticia tiene dos vertientes o dos titulares posibles:
- LA NOVIA DEL AGRESOR COBRÓ POR SALIR EN TELEVISIÓN.
o bien:
- UN PROGRAMA DE TELEVISIÓN CON UN SHARE DE VARIOS MILLONES DE ESPECTADORES PAGA A LA NOVIA DEL AGRESOR.
El primer titular me parece un poco cándido. No creo que sea noticia que a alguien le guste el dinero y con respecto a la "ètica" de la transacción, no creo que le sea exigible a una persona particular que no representa a nadie.
Es el segundo hipotético titular el que me llama más la atención. Si ha pagado más de diez kilos a esa señora (un pastón), es porque lo recupera en forma de audiencia.
De alguna manera, somos la audiencia los que la estamos pagando.
Estamos pagándole con el secreto deseo de verla descuartizada mediaticamente porque le hemos adjudicado el papel de "la mala".
La mala grita, la mala defiende a un maltratador y la mala cobra.
Como en un circo romano, esperamos que la mala sea devorada por las fieras para regocijo general.
Personalmente, viendo el percal de las fieras a las que se enfrentaba, creo que la mala ha hecho un mal negocio.
Por enfrentarme en juicio sumarísimo a esas fieras, yo hubiera pedido por lo menos el doble.

Titajú dijo...

Lo siento, Nacho. Dicen por ahí que mañana se acaba el mundo. Por lo tanto, no pienso malgastar mis últimas horas viendo semejante cosa.

Xotengo dijo...

Periodismo basura, o como quieras llamarlo, lo que está claro es que a una gran cantidad de población estas cosas le interesan, luego, estas cosas se pagan y estas cosas dan mucho dinero a quien las emite, que tenemos que recordar que son negocios, no ongs ni Estado.
Tal vez, los que tanto criticáis estos programas y este periodismo, tengáis que mirar un poco vuestro trabajo desde fuera, desde el ojo del lector e imaginaros, por poner un ejemplo, cuanto estaría dispuesto a pagar el programa PARLAMENTO (sesudo, profesional y muy, muy periodístico) por una entrevista o una fotografía de esos que ayer mismo ponían en El País con una interrogación.
Acaso pensáis que la enorme cobertura que le soléis dar los periodistas a los debates del estado de la Nación, a las campañas electorales o a cosas de ese estilo le importan a mucha gente? ¿A cuánta gente creéis que le importa un bledo la composición del CGPJ? ¿Viviría el periodismo solo de esos contenidos tan, tan profesionales y eruditos?