AÑO VI

viernes, 12 de septiembre de 2008

¿Google, dónde estás?


La pasada noche estuve un largo rato intentando entrar en Google, Gmail, Google Reader y YouTube buscando información para mi próximo post. El resultado fue negativo e imposible porque me aparecía el mensaje “el servidor de la pagina xxx está tardando demasiado en responder”. Ni rastro. Ni siquiera su propio navegador Chrome encontraba a sus páginas hermanas. Ni siquiera Blogger arrancaba para poder empezar a escribir y este blog se me hacía invisible, inexistente. Otras webs sí funcionaban correctamente y pude leer las ediciones digitales de varios diarios españoles. Luego probé con Yahoo! y todo correcto; el buscador conectaba sin pensárselo dos veces.

Muy extrañado me di cuenta de que las webs desaparecidas en combate eran todas del imperio Google y me dije, ¡ahí tienes el próximo post! Tirando del Word arranco estas líneas completamente off line y lanzo estas preguntas: ¿se habrá caído realmente el todopoderoso? ¿Será sólo en España? ¿Qué pasaría si Google dejase de funcionar unas horas en la Red? ¿Habría una hecatombe en el ciberespacio? ¿Se desplomarían sus índices bursátiles? ¿Se dispararían los temores sobre la inestabilidad de Internet? ¿O simplemente no pasaría nada? Lo digo porque cada vez estamos más "googleizados" y demasiado acostumbrados a que todos los cibercaminos pasen por la potente multinacional californiana. Son las 1.17 horas y guardo este texto. Cuando me levante supongo que las cosas volverán a estar en su debido sitio. Si no, no podrías leer esto.

PD: El asunto se resolvió hoy al mediodía, con el sabio apunte de un amigo que me aconsejó borrar todas las "cookies" del ordenador (unos 47 megas). Aunque mantengo lo anteriormente escrito, no sabía que esa simple circunstancia te puede llegar a impedir navegar por ciertas páginas web. Lección aprendida. Así que ya sabéis, borrad de vez en cuando esas molestas "galletas".
--------

2 comentarios :

Jesu dijo...

Es interesante tu reflexión. Pero no sólo cabría preguntarse algo así para cuestionarse la dependencia de los internautas con los servicios de Google. También podríamos suponer que Microsoft quebrara y dejara de fabricar sistemas operativos basados en Windows. O, algo más probable e imaginable, que hubiera un error de sistema fatal y unos hackers jodieran todos los sistemas operativos Windows instalados en ordenadores personales y de empresas.

Aparte de las pérdidas que eso generaría, ¿podríamos estar hablando de una caída en picado de la confianza de los usuarios en Windows? Y si así fuera, ¿qué ocurriría después? ¿En qué sistema operativo confiaría la gente? ¿Mac, Linux, FreeBSD?

Todo esto no son más que suposiciones absurdas, pero la verdad es que resulta entretenido y, por qué no, productivo para la mente pararse a pensar por una vez en cuáles serían las consecuencias de un suceso similar.

Saludos!!!

Gustavo dijo...

También me paso a mi, y pensé lo mismo "Google se ha caido". Pero al intentarlo desde un portatil con conexión móvil todo iba correcto. Llame a mi ISP y me confirmó que tenían problemas sus servidores con las paginas de Google. Por tanto supongo que tu ISP es R.