AÑO VI

viernes, 19 de septiembre de 2008

El ministerio gruyere

Los vídeos sobre el accidente aéreo de Barajas que ayer difundieron las ediciones digitales de El País (el primero), El Periódico de Cataluña y luego Telecinco revelan que la confidencialidad en el Ministerio de Fomento brilla por su ausencia. Desde hace semanas la investigación de esa tragedia que se llevó la vida de 154 personas parece un queso gruyere, con decenas de agujeros por donde asomarse para ver lo que, por ahora, sigue siendo secreto de sumario. Ciertos medios se atribuyen con gran autobombo unas informaciones "exclusivas" que son meras filtraciones de un material que solo debería visionar la comisión de investigación, la misma que ya sufre espantadas sin haber emitido informe oficial alguno. Todo lo que rodea a este accidente está siendo empañado por la obsesión mediática de emitir lo que aún se investiga. Qué lejos queda aquel periodismo de investigación que levantaba vergüenzas oficiales y sacaba los colores en muchos despachos de caoba. Ahora lo que se lleva es filtrar a medios afines y evadir responsabilidades, no vaya a ser que la investigación explote en tu propio tejado. Y de paso, nos olvidamos un poquito de la crisis...

YouTube :: Vídeos del accidente de Barajas 

PD: Por supuesto, los citados medios tienen todo el derecho a difundir la información filtrada. El artículo 20 de la Constitución lo deja muy claro e impera el derecho a informar libremente. 
--------

5 comentarios :

Anónimo dijo...

Un estupendo análisis de lo que está sucediendo con el "caso Spanair".

Nacho dijo...

Gracias anónimo. Así veo yo este espinoso asunto.

Rancilio dijo...

Nacho, una pregunta que me surge con todo este asunto. Te la hago como periodista que eres: ¿este tipo de vídeos son realmente información? No me refiero a captar audiencia, sino a verdadera información.

Estoy seguro que la gente interesada en ver este tipo de cosas se rigen íntegramente por el morbo.

Nacho dijo...

Rancilio, el vídeo por sí solo es información pura y dura porque muestra cómo fue el accidente y descarta, por ejemplo, que el motor derecho se hubiese incendiado. Además muestra que el avión intentaba despegar pero algo (posiblemente el no desplegar los famosos flaps) se lo impedía.

Insisto en que para mí lo criticable es la filtración, no la publicación del vídeo.

Saludos.

santiromero dijo...

Pequeña aclaración: a pesar del dicho popular, el queso de Gruyère no tiene agujeros. Es su primo Emmental, también suizo, el que los lleva.

saludos y disculpa el "off-topic", no me he podido resistir :)