AÑO VI

lunes, 25 de agosto de 2008

Gandulear

No lo olvidemos, los más pequeños de la casa deben tener el derecho a aburrirse.

1 comentarios :

Titajú dijo...

y los mayores también, Nacho.
¿Cuánto tiempo hace que no tiene tiempo para aburrirte?
Un beso.