AÑO VI

viernes, 4 de abril de 2008

¿Premio político?

Se acaba de conocer que Yoani Sánchez, autora del blog cubano Generación Y, es uno de los Premios Ortega y Gasset 2008. El País argumenta que el premio ha sido «por la perspicacia con la que su trabajo ha sorteado las limitaciones a la libertad de expresión que existen en Cuba, su estilo de información vivaz y el ímpetu con el que se ha incorporado al espacio global de periodismo ciudadano»...

Sin despreciar el admirable trabajo de la premiada, seamos serios y pensemos un momento con la cabeza fría. ¿Realmente se premia al producto informativo en sí o estamos, otra vez, ante un claro premio de índole político?

LHD :: Posts sobre Yoani Sánchez

4 comentarios :

Anónimo dijo...

pshéeee... ¿envidia?

Félix Soria dijo...

¿Envidia?, ¿anonimato? ¡Menuda mezcla!
Las endivias están bien para la ensalada y las anvidias para los que "anoniman" sus opiniones.
Suscribo la opinión de Nacho, pero con una variante, pues mientras él pregunta o insinúa, yo afirmo: es un premio político, como casi todos los premios...
Un saludo a Nacho y endivias para los anónimos.

Rancilio dijo...

Félix, totalmente de acuerdo.

Para otorgar un premio tendrían que pasar los contenidos de los blogs participantes a ficheros de texto y dárselos así al jurado, sin decir de donde vienen, quien los escribe o en que circunstancias se escriben. Dicho de otra forma, el proceso de selección tendría que ser "ciego".

En estas circunstancias, estoy seguro que muchos blogs premiados en diversas convocatorias no llegarían ni a pasar la primera criba.

Otra cosa es que los premios busquen este tipo de reconocimientos, en cuyo caso el formato sería lo menos importante, pues daría lo mismo que escribiesen un blog, un libro o pusiesen en marcha un programa de radio.

ankami dijo...

Pues seguramente tendfrá mucho de político este premio. Pero ¿es malo que un premio, aunque sea periodístico, reconozca el valor político de un proyecto editorial en un contexto determinado? A mí no me parece del todo mal. Es más, me alegra que gracia al premio mucha gente conozca Generación Y y, por tanto, ese movimiento ciudadano que en Cuba pide oxíogeno papara vivir.