AÑO VI

viernes, 4 de abril de 2008

Los «sorayos» de «la señorita Pepis»

Escribe en su blog César Rodríguez: «Pese a que Rajoy le ha cogido gusto al silencio, no reina la calma en el PP. El ruido de fondo que acompaña a los nombramientos de los cabecillas del grupo parlamentario no se apaga. El propio Mariano invitó a comer a Esperanza Aguirre para «limar asperezas», según publica El País. El problema entre Esperanza y Mariano no se puede arreglar con una comida. Ella quiere el puesto que ocupa él. Y no pueden compartirlo. Así de sencillo. Como parece que la ola buena de Rajoy ya ha perdido fuerza, bien haría en tomar precauciones el pontevedrés, no sea que el reflujo erosione mucho su liderazgo. Ya hay movimientos en este sentido. Ayer fue noticia el lanzamiento de una web que apoya una hipotética candidatura a la presidencia del Gobierno de la lideresa madrileña en el 2012. Tuvo tanto éxito que sus responsables han tenido que cambiar la página de servidor. El viejo no daba abasto ante el aluvión de visitas que recibió. Sus contenidos no dejan lugar a dudas. Critican de forma furibunda las decisiones y posiciones de Rajoy. Han acuñado la etiqueta despectiva "sorayos" para referirse al equipo "de la señorita Pepis" que ha designado la nueva portavoz, Soraya Sáenz de Santamaría»... [+] Juego de Tronos

PD: Añado dos preguntas muy difíciles de creer: ¿Habrá en el próximo Congreso del PP candidatura/s alternativa/as a la de Rajoy? ¿Será Alberto Ruíz-Gallardón --como ya se está especulando-- el próximo secretario general del PP?

2 comentarios :

Isabel Romana dijo...

No voy a comentar la noticia en su conjunto. Entiendo que cada organización tiene sus juegos y sus luchas de poder. Lo que sí me desagrada es que hayan bautizado "sorayos de la señorita Pepis" a quienes apoyan a esta mujer. Francamente, me gustaría más respeto hacia esta mujer. Me parece razonable que se critique sus intervenciones, su acción política, todo lo referido a su gestión. Pero descalificarla personalmente y de antemano ridiculizándola y reduciéndola a un juguete, me parece fruto no sólo de un mal estilo en el perder (el puesto que querían) sino de un machismo galopante. Saludos cordiales.

peter pan dijo...

A los nuevos gobiernos se les suele dar cien días como margen de confianza.
Todos somos demócratas, tolerantes y supermodernos. El machismo nos repugna y jamás prejuzgaríamos a nadie.
Pero parece que la señorita Saéz de Santamaría no va a obtener por parte de diversos sectores, incluído su partido, más de diez o quince días de margen de confianza.
Puede que ser joven, mujer e inteligente no le ayude demasiado.