AÑO VI

domingo, 9 de marzo de 2008

Un Rajoy relajado y afónico da las gracias

23.23. Aparece Mariano Rajoy en la azotea de Génova, al lado de Manuel Pizarro y, a su derecha, Ángel Acebes. Ni rastro de Eduardo Zaplana ni de Esperanza Aguirre. Rajoy agradece a los presentes su asistencia. Dice que ha llamado "al candidato del PSOE" (pitos y gritos de "Zapatero embustero") y que le ha "deseado suerte por el bien de España". Con voz afónica da las gracias a todos sus votantes con varias interrupciones de los congregados ("Mariano, Mariano es cojonudo, como Mariano no hay ninguno" y "Pizarro, Pizarro" y "Acebes, Acebes"). Se le ve relajado, como si se hubiese quitado mucha tensión de encima... Asegura que "el PP estará a la altura de las circunstancias". "Hemos sacado más votos que nunca. Somos el partido de España que más ha subido en votos, porcentajes y escaños" [...] "Todo el mundo sabe en lo que yo creo... (le interrumpen con el cántico "A por ellos oé") y mis convicciones, mis valores y mis principios es lo que este partido va a defender", indica entre aplausos. Es la cara de la derrota. "No voy a defender en mi vida más que los intereses generales de una gran nación que se llama España". Más aplausos. Entrecortado y muy emocionado dice... adiós.

1 comentarios :

Loko dijo...

Otro gallo habría cantado si Gallardón no se hubiera quedado fuera.