AÑO VI

miércoles, 6 de febrero de 2008

Burrocracia

Hoy toca hacer oficial a un recién nacido. Del hospital pasaré a los atascos y perderé una linda mañana con obligadas visitas al Registro Civil, a Hacienda y a la empresa de mi mujer con la baja de maternidad que ya gestioné el lunes. Va siendo hora de que tanta burrocracia natal pueda gestionarse desde los hospitales. O en su defecto, vía Internet. Escribo esto desde la octava potencia del mundo.

Actualización
El topicazo del «vuelva usted mañana» me lo espetaron en el Registro Civil para decirme que en 24 horas me darán el Libro de Familia. Bien, sigo con el papeleo. Voy a Hacienda y primera sorpresa: acaban de cambiar el modelo 140 para solicitar la deducción por maternidad y el famoso cheque-bebé. Empiezo a rellenar el nuevo impreso y segunda sorpresa: se solicitan los datos del Registro Civil que una hora antes no me dieron... Un par de lamentos y me encuentro con un funcionario amable y comprensivo. Quedo con él en que esos datos se los pasaré mañana por teléfono. Bufff. Menos mal que queda buena gente en el aparato de la burrocracia, donde reina la complicación y la desinformación. Mañana toca otra dosis de atascos y un poco más de emisión de CO2 totalmente involuntaria. En fin...

7 comentarios :

Anónimo dijo...

Jeje, suerte, espero que no sea para muucho. Pero creo que cuanto más arriba en la lista más burocracia. Al menos los alemanes la adoran.

Irreverens dijo...

Ánimo, pues, porque esto no va a cambiar. Me temo.
:)

Theriam dijo...

¿Os imaginais un mundo sin burocracia ni funcionarios? Y ya puestos... ¿sin abogados ni políticos? Intentad imaginarlo aunque solo sea un momento...

Que os dure esa sonrisa todo el día. :-D

Ánimo Nacho!

Alber dijo...

y date con un canto en los dientes, que ahora tienes 15 días de permiso por paternidad (y cheque-bebé, que mal calculamos algunos...).

yo, con la primera tuve que joderme algún día de vacaciones (sólo eran 3 días ¡Naturales!), al haber tenido la osadía de nacer viernes y en plenas fechas navideñas.

me da que ninguno de nuestros ilustres "lumbreras" tienen que pasar por este calvario.

Xotengo dijo...

La burrocracia, Nacho, nos da seguridad jurídica. Efectivamente, resulta pesado y tedioso, pero gracias a que las cosas se "formalizan", si luego surgen problemas, seguro que nos alegraremos de haber hecho las cosas burramente.

Permitir estos trámites por internet sería terrible en términos de seguridad jurídica. Registrar un niño implica su verdadero nacimiento civil y si eso depende de que los padres (que hay muchos tipos de padres) son los únicos que intervienen en el asunto, telemáticamente, seguro que no sería nada bueno.

Lo que si resulta un tanto anacrónico es el formato del libro de familia. Pero ese es otro tema.

Una cosa más, un tío como tu, que está cerca de la información, que publica cosas desde el hospital, debería haber consultado los requisitos de Hacienda y del Registro para organizar mejor los viajes.

Por cierto, tienes pendiente otro desplazamiento, con consumo de CO2 incluído, para tomarnos ese champán que te mereces.

Nacho dijo...

Xotengo, te aseguro que los requisitos estaban muy revisados y acudí con todos los documentos debidamente cubiertos. Ya brindaremos.

Padrino dijo...

Pues yo solo recuerdo haber ido al juzgado