AÑO VI

martes, 2 de octubre de 2007

Ruido mediático

Muchas veces los medios amplifican mensajes que deberían pasar totalmente desapercibidos. Mensajes cargados de oportunismo e interés. Noticias llenas de espectacularidad con la única intención de perjudicar o manchar. Informaciones en busca del barato y efectivo protagonismo de portadas y telediarios. Es cuando se convierte al mensajero en un burdo altavoz. Lo que no se consigue con el rigor, la perseverancia y la inteligencia, se logra de un plumazo haciendo la machada para los medios, lanzando órdagos en el sitio y el momento más inesperado. Sucede cuando vemos hasta la saciedad en la tele los vídeos de chavales pegando a un compañero de colegio. O cuando un programa se recrea mostrando carreras ilegales de coches. O cuando la teoría más rocambolesca sobre el caso Madeleine viaja veloz por las redacciones porque lo dicen los medios de la Gran Bretaña o de la vecina Portugal. También cuando una pandilla de cuatro gatos quema fotos o pancartas gigantes con retratos de personajes públicos en pro de la libertad de expresión... De agresión, diría yo. O cuando la Iglesia permite insultos radiofónicos hacia uno de los pilares del Estado.

Noticias que manchan manchetas. Noticias pasajeras, meras pequeñeces, que se convierten en el centro de atención mediática porque el día se presenta flojo informativamente hablando. Mal papel el de los medios cuando amplifican las menudencias y sus estridencias. Eso no es informar. No. Es meter ruido. Y cuanto más, peor.
-----------------------
Comento este post en una entrevista en Radiocable.com (audio)

8 comentarios :

Luis dijo...

Entonces ¿Hay que dejar de lado las pequeñas cosas? ¿Quién marca qué es y qué no es ruido?

Un saludo.

REPUBLICANO dijo...

no somos tan pocos los que no estamos de acuerdo ni con la monarquia ni con la familia real, ya era hora de que dejasen de tenerlos entre algodones, Anasagasti tiene mas razon que un santo, ME ALEGRO, y si opino q es noticia , por ser novedad que por fin alquien llame a las cosas por su nombre en lo q se refiere a la monarquia.

Anónimo dijo...

CUATRO GATOS O CUATRO MILLONES DE GATOS? PILAR DEL ESTADO???? JAJAJAJAJAJAJAJJA

vuelalto dijo...

Yo tampoco colmulgo con mantener gente cuando a mi me cuesta tanto sacar a mi familia adelante... pero ni a la monarquía, ni a los analfabetos de ruedes televisivos ni a periodistas como muy bien se dice en la entrada que no saben como llenar la programación nada más que con morralla...A VER SI TRABAJAMOS MAS!!!! los unos y los otros.

Nacho dijo...

Luis, las pequeñas cosas no hay que dejarlas de lado. Hay que darlas en su justa medida sin amplificarlas. Y eso lo deciden los que mandan en las redacciones.

Y mantengo que son cuatro gatos y que la Monarquía sí es uno de los pilares del Estado. Es una obviedad.

Fran dijo...

Nacho, me alegro que Radiocable.com se haya hecho eco hoy de tu artículo. Es un puntazo.

Rancilio dijo...

Enhorabuena por tu entrevista en radiocable y por tu artículo. Tienes más razón que un Santo.

Nacho dijo...

Fran y Rancilio, gracias. Lo de la entrevista en Radiocable ha sido una sorpresa mañanera que no me esperaba. Da gusto comprobar que hay muchos lectores de calidad que siguen este blog, y eso no tiene precio.

Saludos a todos.