AÑO VI

miércoles, 24 de octubre de 2007

Entre mezquinos y honrados

Escribe Guillermo Pardo: «La mezquindad de algunas personas no tiene límites. En varias emisoras de radio he escuchado que los dislates políticos proferidos por Pasqual Maragall de un tiempo a esta parte se debieron a su recientemente declarada enfermedad. No voy a defender al político, que no lo necesita, pero sí quiero romper una lanza por la persona que ha tenido el coraje de reconocer en público lo que a muchas otras les cuesta comentar en privado» [...] «El ex president optó por una salida mucho más modesta y honrosa, consciente, incluso, de que eso le privará de futuros consejos de administración y de otras bondades inherentes a su larga trayectoria política»... [+] Migramundo

1 comentarios :

migramundo dijo...

Gracias, compañero. Tus enlaces tienen la magia del rey Midas. Un abrazo.