AÑO VI

domingo, 23 de septiembre de 2007

La tarta informativa

La guerra de medios en España no ha hecho más que empezar. Y todo porque llega, con todos sus derechos, un nuevo comensal metiendo su tenedor en la codiciada tarta informativa española. Medios nacionales zurdos y diestros --que se necesitan a sí mismos como el polo positivo y negativo-- están cada 24 horas a la que cae. Y cuanta más caña, mejor [para ellos]. Su periodismo de trinchera y fuego cruzado vende, y mucho, porque tienen un batallón de fieles seguidores que les compran por el morbo de leer qué dicen hoy fulanito o menganito sobre esto o aquello. Es tanto el dinero y el poder en juego, que nunca perdonan. Ahora surgen reportajes sin firmar que hablan de tramas empresariales presuntamente salpicadas de amiguismo e ingeniería política. Pero no hay que darle vueltas, que esto no es la conspiranoia del 11-M.

Estamos en una sociedad de libre mercado en la que la competencia empresarial te hunde o te refuerza en el éxito. Por eso es bueno competir, porque aprendes en el camino de intentar ser mejor. Lo demás son pataletas editoriales de patio de colegio que estrangulan la imagen global de una profesión que ya va siendo hora de que recupere el ejemplo y sólo se deba a su público. Simplemente.

Actualización, 17.29
Este post de tartas y poder inspiró a La Fragua, que presenta esta ilustrativa Guía para entender la guerra de medios:

Pincha aquí para verla en su tamaño real.

Actualización, 17.45
Mangas Verdes se suma al debate hablando de Periodismo y poder en España