AÑO VI

viernes, 7 de septiembre de 2007

NO a las bombas de racimo

Escribe Francisco Polo: [...] "Las bombas de racimo suponen un peligro para los civiles en un conflicto bélico debido a su imprecisión y a su amplia dispersión. Esta falta de distinción entre objetivos civiles y militares atenta contra los principios del Derecho Internacional Humanitario. [...] Los ciudadanos, y me dirijo en especial a los blogueros españoles, deberíamos unirnos para exigir la firma de un tratado sin excepciones. Un tratado que termine de una vez y para siempre con estas bombas crueles. Conseguir que España deje atrás sus reticencias y se ponga a la cabeza de este movimiento está en nuestras manos. La convicción de uno no basta, la decisión de algunos es precisa, la voz de muchos es indispensable"... [+] Cosas de la diplomacia

Una amenaza para la población civil que nadie ha conseguido aniquilar. Pese al rechazo internacional, 34 países las siguen fabricando [incluido España ] en un detestable ejercicio de hipocresía:



Participa en la Campaña contra las bombas de racimo.

3 comentarios :

migramundo dijo...

No sólo se fabrican, sino que se siguen utilizando con total impunidad, y además en "guerras mediáticas" como la de Irak. Saludos.

[La otra agenda] dijo...

Hay millones de ellas sin explotar repartidas por los suelos del mundo. Se calculan unos 400 millones.
Y lo peor es que además, estas armas de destrucción masiva, se diseñan con apariencia de juguetes para resultar más atractiva a los niños. No es de extrañar que casi el 40% de sus víctimas sean menores de edad.

Martín Bolívar dijo...

Parece que la humanidad progresa hacia el desprogreo. Debería haber campañas fuertes en la Red contra este tipo de armamento y contra cualquier otro.