AÑO VI

martes, 14 de agosto de 2007

On-Off

Casi desde la ciencia ficción nos cuentan que la pila del futuro es una simple hoja de papel. Es ultraligera, delgada, completamente flexible y podrá adecuarse al diseño más complejo, a los equipos médicos y hasta a los vehículos de transporte. Se puede enrollar, doblar o cortar en diferentes formas sin que pierda su capacidad generadora. También se puede montar una sobre otra, como una pila de papeles, para aumentar su generación energética.

Tan cierto como difícil de pensar. Inventos de la nanotecnología en tiempos en los que se nos escapan tantas cosas de las manos. Y casi siempre pequeñas cosas ¿Para cuándo una pila anímica? ¿O un regulador de la felicidad? ¿O un dosificador del mal humor? ¿O un mecanismo con el que podamos cambiar de chip o, sencillamente, desconectar? Un simple On-Off. Investigadores investiguen. Lo agradeceríamos tanto...

free music

3 comentarios :

Viguetana dijo...

Pues no estamos tan lejos... En el último libro de Punset se habla de las investigaciones que se están YA llevando a cabo con el cerebro para estimular aquellas zonas que parecen tener algo que ver con la depresión, por ejemplo.
Así que... tiempo al tiempo.

Martín Bolívar dijo...

Muy bueno. Excelente el post. ¿Cuándo nos dirán que hay un dosificador del mal humor o una estación de gasolina para repostar la felicidad?.

Nacho dijo...

Gracias Martín. Ojalá exista algún día la gasolina de la felicidad. Y no me refiero a las drogas, que eso es felicidad tan temporal como destructiva.