AÑO VI

miércoles, 8 de agosto de 2007

Bestialidad

Un hombre se suicida tras pegarle un tiro en la cabeza a su bebé de 18 meses. Hay que estar fuera de sí para cometer semejante bestialidad. Es la antítesis humana. Una brutalidad irracional desgraciadamente presente en los seres racionales. En lugar de acudir al chupete, a una caricia, a una chuchería o a un simple paseo, el bestia prefirió dar y darse tiros. La pobre criatura se debate entre la vida y la muerte con un cerebro descerrajado por un mal padre animal que es imposible que descanse en paz.

Lo que empieza en cólera acaba en vergüenza. (B. Franklin)


free music



Actualización, 10 de agosto
Muere la niña de 18 meses a la que disparó su padre.

2 comentarios :

Xotengo dijo...

Repito lo que decía una comentarista radiofónica en su día. Estos c*br*n#s debían suicidarse primero ellos.

ccc dijo...

otro ejemplo de esos que ves en la tele y te dejan frío...¿cómo puede existir alguien con tanta sangre fría y tan pocos sentimientos hacia su propio hijo?
cuesta imaginar lo que a alguien así se le pasa por la cabeza...