AÑO VI

martes, 31 de julio de 2007

Ruidos de vida

Ayer lo volví a ver y sentir. Menudito en su cuerpo con ojos que apenas perciben unos hilillos de luz. Calladito en sus sueños mientras más allá de su minimundo todos hablábamos casi gritando ensudados en la habitación 160. No oía porque dormía y aunque oyese no entiende ni seguro quiere entender. Le basta con estar y percibir. Sus primeras 48 horas fuera de madre son suficientes para saber que todo era más tranquilo flotando en el líquido amniótico. Allí había paz y absoluto silencio. Cortante silencio. Dejó aquella oscuridad para ser dado a luz. Ahora ya está libre como los pájaros, suelto del cordón que lo alimentaba y ataba. En su tremenda ingenuidad ya habrá notado que por aquí huele a selva salvaje, a problemas, a movimiento. Muchos movimientos y muchos ruidos de vida. Se llama Javier y ya es octavo nieto y sobrino. Gracias a él ayer volví a ver y sentir el milagro de la vida. Un motivo más a la sombra de una luna llena que no para de mirarme. Un motivo más.

free music

15 comentarios :

Mujeres.Net dijo...

Felicidades por ello.
Salu2

Viguetana dijo...

Pues sí, muchas felicidades por la parte que te toca.
Y tienes razón, siempre deja algo mudo esto del nacimiento...

obis dijo...

Enhorabuenaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

Quico dijo...

Felicidades,

Todo es más tranquilo en el vientre materno. Me ha recordado una frase que escuché en la tele hace tiempo y que más o menos decía: "Nacemos desnudos, manchados de sangre e indefensos. A partir de ese momento la vida se complica".

No hay dinero que page la alegría de una casa llena de niños.

Nacho dijo...

Muchas gracias por vuestros comentarios. Octavo sobrino muy lindo y tranquilo. A los que se vayan de vacaciones, que las disfruten, y a los que curramos en agosto pues que lo llevemos lo mejor posible.

migramundo dijo...

El sobrinito te ha tocado la fibra sensible. Percibo, incluso, la lágrima emotiva. Quizá cosas como esa hagan que nos sintamos mejor y apreciemos más que, aún siendo blanco de piel, también se parece a los que no lo son. Enhorabuena. Unha aperta.

Ana dijo...

Te felicito. Hasta los más duros tenemos nuestro corazoncito.

Isa y Javi dijo...

Gracias Nacho por dedicarle a nuestro pequeño Javier un espacio en tu blog. Gracias por esas palabras tan tiernas. Se nota que tú también eres padre y que volverás a serlo de nuevo en pocos meses. Estamos emocionados.
Isa y Javi

Xotengo dijo...

Felicidades a Isa, a Javi, al churumbel y por spuesto a ti, Nacho.

Nacho dijo...

Me alegro que os haya gustado y gracias por los últimos comentarios. Escribo el blog para hablar de lo bueno y lo malo y cuando toco la fibra sensible se disparan los comentarios y las visitas. Eso es señal inequívoca de que por aquí pasa buena gente, humanos inquietos por saber que el que no sabe de nada no duda de nada. Y no pienso cambiar. Este post es un pequeño homenaje a esos locos bajitos que tanto trabajo y sonrisitas reparten en nuestras casas. Se lo merecen.

Leo dijo...

¡Y la saga sigue creciendo! Enhorabuena a los premiados :·) Nos vemos a mediados de agosto. ¡Un abrazo!

Eifonso Lagares dijo...

Ayer terminé mis vacaciones y hoy toco la vuelta al trabajo, he vuelto de este primer día agotado y me he puesto a leer blogs. El primero el tuyo y este post me levanto la moral y el ánimo. Felicidades por la parte que te toca y gracias por tus posts. Un saludo

Félix Soria dijo...

Eres la repera, nos vemos en el "curro" y calladito. Un abrazote.

Julio Torres dijo...

felicidades nacho

Ana dijo...

Qué bien escribes... Da gusto pasar por aquí.