AÑO VI

martes, 3 de julio de 2007

Más de lo mismo

El debate del estado de la nación empieza a ser tan repetitivo como cansino. Zapatero arrancó esta mañana con un discurso autocomplaciente y cargado de euforia, y esta tarde le ha contestado Rajoy con su habitual tremendismo y discurso machacón. Un desconocido Zapatero cañero le replicó con garra sin apenas leer el papel, cara a cara, mientras Rajoy escribía cabizbajo. Y así todo el rato. Fue un constante repaso a defectos y virtudes del Gobierno, con temas repetidos hasta la saciedad.

El Ejecutivo español ni es tan excelente ni tan lamentable. Cansa ver esto cada año, con ausencia de inteligencia parlamentaria, ni rastro de nuevas ideas, carencia de sarcasmo y exceso de broncas, insultos e interrupciones. Todo con un claro alejamiento a lo que se respira en la calle. Desde el estrado qué nos van a contar sobre la economía real, los sueldos, la vivienda, la sanidad, el empleo, el terrorismo... Para gozo del mundo aberzale radical se han dedicado más minutos a ETA que a cualquiera de nuestros problemas cotidianos. Y eso que nos prometieron consenso en este asunto hace unas semanas...

Pero la realidad es más terca que los políticos y es la que volverá a marcar nuestras tendencias de voto en los próximos comicios. Lo de hoy sólo son toneladas de demagogia, rencor y discurso faltón en un debate que ha vuelto a confirmarse como un monólogo televisado en directo en busca del mejor titular de mañana. Simplemente de mañana.

LHD :: Debate sobre el estado de la tensión
-------------
# Technorati :: El debate en la blogosfera
# Seguimiento en directo en: Daniel Tercero.net


free music

1 comentarios :

migramundo dijo...

Es posible que si les hiciésemos menos caso quizá lograríamos que se aplicasen en esas cuestiones que, como dices, nos resultan más relevantes. Ellos quieren ganar votos y nosotros ganar en bienestar. Saludos