AÑO VI

jueves, 12 de julio de 2007

Bendito deber

Las fuerzas de seguridad del Estado han desbaratado en los últimos días cinco intentos de atentado por parte de ETA, deteniendo a varios terroristas que iban a actuar de forma inminente. Ajenos al ensuciado e interesado discurso político, nuestros policías e investigadores no han dejado de trabajar silenciosa y discretamente por seguir la pista al entorno etarra y cercar cada vez más a los violentos. Jugándose muchas veces la vida. Aparte de los necesarios y eficaces chivatazos que han desmontado acciones muy salvajes, la concienzuda labor de nuestros cuerpos policiales es digna de elogio y aplauso. Toca reconocer esto y darles todas las gracias por su eficacia. La amenaza de un asesinato o de un coche bomba etarra en cualquier momento no resta protagonismo a su excelente trabajo, que se evapora cada 24 horas por la instantaneidad informativa que nos invade.

Y más de uno pensará que es su deber... Pues, bendito deber. Sí. Mejor hablar de éxitos policiales que de sangre derramada. Mejor soñar que llorar.

free music

Actualización: Rajoy cree "milagroso" que la policía conserve su eficacia tras el fallido proceso de paz. Erre que erre que erre.

4 comentarios :

Mourad@Erasmus dijo...

El papel de las fuerzas de seguridad en la lucha contra el terrorismo (A nivel nacional e internacional) es capital. La Cooperación regional en este sentido entre países vecinos debe de ser prioritaria, en términos de formación de los investigadores e intervenientes.

Mourad del Blog Jóvenes Intelectuales Marroquíes.

Sergio dijo...

Un aplauso a la policía española, a pesar dee las burradas que sueltan algunos políticos. Lo de Rajoy no tiene sentido y se le ve ya muy desesperado. Seguirá diciendo las mismas tonterías hasta marzo y acabará quemándose definitivamente. ¡¡Que vuelva Josemari!!

Isabel Romana dijo...

Creo que estas actuaciones demuestran que los han vigilado muy de cerca y en ningún momento se ha bajado la guardia. Se merecen todo nuestro reconocimiento y apoyo. Por mi parte, no creo en los milagros... Saludos cordiales.

Rafael B. dijo...

El 11M y su utilización por la oposición de entonces marcó una ruptura histórica en la lucha antiterrorista.