AÑO VI

viernes, 4 de mayo de 2007

Ironías y felonías

El ex presidente del Gobierno José María Aznar recibió en Valladolid la medalla de honor de la Academia del Vino de Castillo y León. Aprovechó el acto para criticar el prohibicionismo del Gobierno, centrando balones en la «ley del vino» y ridiculizando el último lema de la Dirección General de Tráfico. Entre copa y copa, ahí va:

«A mí no me gusta que me digan no puede ir usted a más de tanta velocidad, no puede usted comer hamburguesas de tanto, debe usted evitar esto y además a usted le prohíbo beber vino». [...] «Las copas de vino que yo tengo o no tengo que beber déjame que las beba tranquilamente; no pongo en riesgo a nadie ni hago daño a los demás». [...] «Yo siempre pienso, ¿y quién te ha dicho a ti que quiero que conduzcas por mí?»...

Ironías y felonías de un ex presidente. Un brindis al mal ejemplo que habrá alegrado a más de un punto filipino.

DGT :: Campaña «No podemos conducir por tí»

Actualización, 16.50
Es cierto que Aznar aprovecha cualquier oportunidad para reinstalarse en la vida pública. También es cierto que le damos demasiada importancia a quien ya no la tiene. Pero sus polémicas palabras no han pasado desapercibidas:

Antena 3 :: Las Asociaciones de Automovilistas critican las palabras de Aznar sobre el alcoholEl Periódico :: De la Vega dice que las palabras de Aznar, «por su irresponsabilidad, se comentan por sí mismas»Discapnet :: El Comisionado Europeo del Automóvil critica las declaraciones de Aznar

Actualización, 20 horas
La Voz de Galicia :: Víctimas de accidentes de tráfico exigen a Aznar una rectificación públicaDiscapnet :: Indignación en la Asociación Stop Accidentes

12 comentarios :

Pablo G. dijo...

Pero este hombre... ¿no dijo que se iba?

Leon dijo...

Menudo sujeto, si de verdad quisiera a este país la mitad de lo que dice, cogería el petate y se iría a Groenlandia a dejar de molestar.
Además se le ve crecido en este nuevo papel de "confereciante graciosete"... penoso.

saturnino dijo...

Sí, como Felipe Gonzalez que vive en su mansion de lujo en Marruecos y de vez en cuando da un conferencia por las Españas

endevé dijo...

se había tomado unas cuantas copas de vino cuando lo dijo, no?

migramundo dijo...

A lo mejor es que le damos demasiada importancia a quien, por méritos propios, ha dejado de tenerla. Saludos.

J. Martín dijo...

Cada vez que pienso que este tipo nos gobernó 8 años...

Anónimo dijo...

En fin, q se sigue creyendo el superhéroe que se codeó con Bush y Blair....Pero los superhéroes pueden tener accidentes de tráfico... Siendo quien fué y por lo que sigue cobrando, debería tener más responsabilidad con lo que sale de su boca... aparte de hacernos un gran favor a los españoles, si nos dejase en paz, especialmente en sus conferencias "in english"...

Nacho dijo...

Si pongo esta información no es por darle publicidad a Aznar, sino porque es inconcebible que el que fue presidente del Gobierno durante 8 años sea capaz de soltar de forma tan chulesca semejantes desprecios [a la DGT, a las víctimas de tráfico y a los que luchan por que haya menos accidentes]. Flaco favor al PP a tres semanas del 27-M. Estas cosas calan y más de uno se habrá llevado las manos a la cabeza. Y eso que Aznar, como dice algún comentario, dijo que se iba...

Bea dijo...

Ahora entiendo por qué se casó con la Botella jejejej.

Agustín Bermez dijo...

Es un irresponsable diciendo eso, da miedo pensar que este hombre fue presidente del Gobierno. Que poca clase, que poca sensiblidad, que poco saber estar, no merece ni una línea más Nacho, aunque agradezco que destaques esta noticia de ayer, que no la he visto hoy en el periódico y sí en todos los telediarios.

Anónimo dijo...

Que le den!

Un discapacitado muy cabreado

Anónimo dijo...

Pues a mi me parece bien que haya una persona que critique esta locura de prohibirlo todo: fumar, beber... Cada adulto tiene una forma de penar y de vivir y sabe lo que tiene que hacer y las responsabilidades que tiene. Ya ves tú, todo lo que arregló el carné por puntos: el doble de muertos que el año pasado este año. Cuanto más prohibes, mucho peor, la gente tendrá más ganas de hacer aquello que está prohibido. Parecemos borregos aplaudiendo a aquellos que nos censuran (no hay nada de malo en disfrutar de na copa de vino si no dañas a nadie) e indignándonos por una simple broma y unas palabras que defienden la libertad individual y la responsabilidad que cada uno debemos tener para con nosotros y para los demás dentro de esa libertad. Total, que yo me he reído un montón y que siempre se indignan los mismos, que parece ser que lo único que tenemos que hacer en esta vida es seguir directrices de un tonto e indignarnos. Pues qué aburrido.