AÑO VI

jueves, 12 de abril de 2007

A vueltas con la ética bloguer

Escribe José Luis Orihuela: «Es tan inviable y autoritaria la aspiración a un único código de conducta bloguer como inocente e irresponsable la pretensión de que cada bloguer puede hacer de su capa un sayo con su blog.
[...] Si no somos capaces de asumir que la escritura pública y la vida en las comunidades en línea conllevan responsabilidades, entonces seguro que no faltará quien venga desde fuera con la pretensión de imponer una norma que, desde luego, no nos traerá más libertad»...
[+] eCuaderno

1 comentarios :

MigraMundo dijo...

En lo que a bitácoras se refiere, para mí sólo hay dos códigos: el personal (ético y moral) y el penal, en el que se tipifican los delitos en que cada cual puede incurrir en el uso de su libertad de expresión. Para mí son más que suficientes.