AÑO VI

lunes, 2 de abril de 2007

Inmediatez en la Red, profundidad en el quiosco

Un estudio del Instituto Poynter revela que los lectores de Internet terminan más artículos que los de la prensa tradicional. Según el informe, cuando los usuarios eligen leer una información en un medio online, suelen completar de media el 77% de la historia. En cambio, sólo leen el 62% del contenido de un tema en un periódico tradicional... ¿Será que los medios on line hacen un producto más visual y atractivo? ¿Será que la inmediatez de la Red hace que al día siguiente muchas noticias en papel ya no nos parezcan frescas? ¿Será que hay que webalizar el papel? ¿O será que hay que fabricar productos distintos: la inmediatez en el ciberespacio y la profundidad en los quioscos? Personalmente me inclino por esto último.

Mientras la rentabilidad y la publicidad siguen apostando por los medios tradicionales, la pelota informativa viaja como un rayo por la Red de redes, trazando curvas de difusión impensables hace unos años. Pero más que alarmarse, hay que explorar nuevos rumbos, marcarse otras metas. Como siempre ha sido. Baste recordar que la prensa escrita no murió cuando apareció el cine, la radio o la televisión. Cada medio se adaptó a sus funciones y a su público y por eso todos sobrevivieron.

Ahora la pregunta del millón es: ¿qué pasará en la era Internet, un medio sin fronteras que aglutina textos, imágenes, vídeos, archivos sonoros, televisión en directo y plena interactividad con el público, todo en tiempo real? ¿Morirán medios de comunicación o, simplemente, volverán a reinventarse? Más que lamentos, se admiten reflexiones. Y cuantas más, mejor.

5 comentarios :

Javier Lema dijo...

Los periodistas excluxivamente del papel la llevan clara porque internet devorará cabeceras, rotativas y redacciones tradicionales. Es duro decirlo porque el potencial de Internet no hay quien lo pare. Creo que ni reinventándose se salvan los periódicos, como dices. Muy bueno el blog y enhorabuena

sergio m. mahugo dijo...

Pues yo me inclino también por tu apuesta, Nacho: inmediatez para la Red, análisis reposado y contextualización para la prensa de papel. Aunque tampoco deja de ser paradójico, no? Lo web tiene muchas más posibilidades de contextualización a través del hipertexto que el papel. Sea como sea, lo mejor de todo es que nos tocará vivir el cambio!

Y respecto al estudio del Instituto Poynter... ¿y no será también que la noticia digital es mucho más corta que la noticia de papel?

MigraMundo dijo...

El propio mercado irá marcando el camino que debe seguirse. Sin embargo, no cabe duda de que los cambios han empezado ya y que las formas de hacer periodismo deben cambiar. El ejemplo de Wired, de incluir las bitácoras de sus empleados en su sección de blogs, me parece muy inteligente y quizá revelador de que el enfoque periodístico unilateral tiene los días contados. Saludos.

Eloy Licerán dijo...

Como bien dices, el diario en papel ha tenido que reinventarse con la aparición de los demás. Pero desde la aparición de la radio los kioscos han tenido que basarse en la profundización de las informaciones.

Mucho antes de que llegara Internet los diarios tenían clara su apuesta, la de ofrecer más datos y reflexiones sobre los sucesos.

Por todo ello creo que la pregunta que lanzas no es ni mucho menos novedosa y el periódico no tendrá que modificar mucho más su línea para seguir subsistiendo. El único cambio, que creo, que se realizará será el del precio, todas las cabeceras pasarán a ser gratuitas o por lo menos sacarán una edición de tales características.

Saludos,
www.elsacapuntasverde.blogspot.com

Dario Fernandez dijo...

Los medios tradicionales tienen que reinventarse a marchas forzadas. La evolución de periódicos, televisiones y radios ha comenzado ante la tremenda fuerza y el empuje de Internet, aunque de forma muy tenue o lenta.

El futuro de los medios tradicionales está en la innovación. Quién sabe, quizás el futuro esté en un solo soporte que aglutine -tal y como ocurre ahora en Internet- el texto, la imagen, los vídeos y la voz de los podcast, pero que sea tan manejable como un periódico, una radio o un televisor portátil. Quizás el día en el que el papel digital ofrezca en sus páginas sonido, vídeos, texto y fotografías, se logre equilibrar las actuales diferencias que existen entre los medios tradicionales y los digitales.

Mientras tanto, unos la inmediatez, y los otros deberían centrarse -aunque sin olvidar otros proyectos- en la profundidad de los contenidos.

Por cierto, Comunisfera hace otro interesante análisis de este informe.

Puedes encontrarme en http://plumayteclado.blogspot.com